Los Comunes comienzan a debatir cientos de enmiendas de la ley del "brexit"

El ministro para la salida del Reino Unido de la UE, David Davis, asiste a la reunión semanal del Consejo de ministros en el número 10 de Downing Street en Londres, Reino Unido, este 14 de noviembre. EFE

Londres, 14 nov (EFE).- La Cámara de los Comunes del Parlamento británico comenzó hoy a debatir las cerca de medio millar de enmiendas presentadas a la ley del "brexit", que trasladará al cuerpo legal británico la normativa comunitaria, un proceso que culminará previsiblemente a finales de diciembre.

La llamada fase de comités de la tramitación de la ley se celebra de forma excepcional en la cámara principal de los Comunes, en lugar de en una sala aledaña, para permitir que todos los diputados puedan someter a escrutinio las disposiciones propuestas por el Gobierno y los partidos.

El Parlamento todavía no ha determinado las fechas para las ocho sesiones de debate previstas, aunque se espera que esta fase termine cerca de las Navidades.

Una vez supere esta etapa, la ley regresará a los Comunes para ser sometida a votación en una tercera lectura y pasará después a la Cámara de los Lores.

Una de las enmiendas más controvertidas es la que ha introducido el propio Gobierno conservador para fijar el momento de la ruptura definitiva con la Unión Europea (UE) a las 23 horas GMT del 29 de marzo de 2019, una disposición que no se votará hasta la octava jornada de debate, pero que ha levantado ya polémica en los Comunes.

Diversos miembros del Partido Conservador criticaron hoy la enmienda, entre ellos el exministro de Economía Ken Clarke, que la calificó de "absurda" e "innecesaria".

El Tratado de Lisboa establece que el periodo de negociaciones se puede extender más allá de esa fecha si Londres y los 27 socios comunitarios restantes se muestran de acuerdo, pero la enmienda del Ejecutivo cerraría esa puerta para el Reino Unido.

La llamada Ley de la Unión Europea (Notificación sobre la salida) tiene como objetivo derogar la supremacía de las instituciones comunitarias sobre Londres y trasladar gran parte del cuerpo legal de la UE a la legislación británica.

El texto de la ley presentado por el Gobierno de la primera ministra, Theresa May, tiene 62 páginas, a las que se han añadido 186 páginas adicionales con más de 470 enmiendas.

La ley determinará, entre otras cuestiones, cómo se repartirán en el Reino Unido tras el "brexit" las competencias que hasta ahora recaían en Bruselas, como ciertos aspectos de políticas de agricultura, pesca y medio ambiente.

La ministra principal escocesa, la nacionalista Nicola Sturgeon, se reunió hoy con May en Downing Street, la residencia oficial en Londres de la primera ministra, para abordar esa cuestión.

La líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP) trasladó a May que la ley del "brexit" no es "aceptable" para su Gobierno en su forma actual, si bien puntualizó que el encuentro con la primera ministra fue constructivo y que espera "ver progresos en las próximas semanas".

May, por su parte, aseguró a través de un portavoz que su intención es proveer a Escocia de "un significativo incremento en sus poderes para tomar decisiones" cuando el Reino Unido recupere competencias cedidas a Bruselas.

Además de la ley que se tramita en los Comunes, el ministro para el "brexit", David Davis, anunció ayer que el Gobierno someterá a votación en forma de una nueva legislación el acuerdo al que lleguen Londres y Bruselas sobre las condiciones de salida del bloque comunitario.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines