Los comunes se abren a un nuevo sujeto político para hacer a Díaz presidenta

·3 min de lectura

Barcelona, 21 nov (EFE).- Catalunya en Comú ha aprobado una ponencia política en su asamblea congresual en la que hablan de ir "más allá de la suma de siglas" y apostar "por convertir el potencial de liderazgo" de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, "en proyecto y sujeto político".

"Ganar pasa también por hacer a Yolanda Díaz la próxima presidenta del Gobierno de España. Y hacer presidenta de España a Yolanda Díaz pasa por superar las nostalgias de 2015 y entender que el nuevo ciclo no será el de la irrupción, pero que a su vez debe ir mucho más allá de la resistencia de la suma de siglas", dice la ponencia.

"Hará falta, como ya hizo Cataluña en Comú en 2016, abrirse a nuevas alianzas que cualitativamente representen mucho más que la suma de las partes. Y habrá que convertir un potencial liderazgo en proyecto y sujeto político", añade el texto.

La ponencia aprobada en la III asamblea nacional de los comunes, establece su voluntad de ser vistos como "un espacio útil" y en el que los inscritos se sientan más "empoderados" y "participantes".

"Es necesario presentarnos como un partido útil, transparente, creíble, confiable e identificable, con capacidad de autocrítica y liderazgos nítidos", señala la ponencia.

Llaman asimismo a proyectar "valores asociados a un nuevo modelo económico y ecológico basado en el bien común, donde la fuerza del trabajo ocupa la centralidad de las políticas públicas, un nuevo estado de bienestar por una sociedad justa e igualitaria, fraterno y soberano en todos los ámbitos, que sitúa el derecho del pueblo de Cataluña a decidir su futuro".

Asimismo, en la declaración ideológica destacan que Catalunya en Comú es una organización feminista y "el único partido que tiene un liderazgo político colaborativo, una dirección compartida por tres mujeres", en mención a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; la líder en el Parlament, Jéssica Albiach y la exalcaldesa de Castelldefels Candela López.

La ponencia señala que, pese a todo, ese liderazgo no es suficiente, y que debe ser "el principal partido feminista de Cataluña y contribuir a una verdadera redistribución de poder que desmonte las estructuras patriarcales de la política y amplíe la incidencia transversal del feminismo en toda la acción de la organización".

En cuanto a políticas de salud, se reclama reforzar la atención primaria con más recursos, así como mayor cuidado para la salud mental y un servicio público bucodental.

La perspectiva de género, con sensibilidad LGTBIQ+, también debería estar presente en el sistema de salud dice el texto.

El "escudo social" del que hablan los comunes en la ponencia también habla de salarios indirectos, rentas mínimas y la garantía de derechos fundamentales como el de vivienda.

En el capítulo de feminismo, destacan la feminización de la pobreza y la precariedad y la necesidad que haya equilibrio de acceso territorial en todos los derechos de salud sexual y reproductiva.

Las propuestas de igualdad social, feminismo y transformación verde ocupan la mayor parte de las 74 páginas de la ponencia política, que en el último apartado se refiere al debate en Cataluña.

La ponencia aboga por un Estado republicano y plurinacional, un nuevo modelo para el que apuntan debe llevarse a cabo una reforma constitucional. Ese nuevo marco debe "reconocer a Cataluña como nación", así como el "derecho a decidir".

Los comunes defienden la mesa de diálogo para avanzar en soluciones al "conflicto político"; su hoja de ruta incluye la "desjudicialización", el reconocimiento de Cataluña como "nación" y un nuevo sistema de financiación, entre otras prioridades para un acuerdo que "deben acabar votando los catalanes".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente