Oltra no acudirá hoy a la reunión de Compromís para analizar las consecuencias de su imputación

·3 min de lectura

La ejecutiva de Compromís aborda este martes por la tarde las consecuencias de la imputación judicial de la vicepresidenta del Gobierno valenciano y dirigente de la coalición, Mónica Oltra, y llega cinco días después de producirse, durante los cuales se han lanzado mensajes en distintas direcciones en torno a su posible dimisión o cese.

El encuentro de la dirección de la coalición, que tendrá lugar en la sede valenciana de Compromís, en la plaza del Pilar, a partir de las 16.30 horas, fue convocado antes de conocerse esta circunstancia judicial pero en él se abordarán las consecuencias de la imputación de Oltra por la gestión que hizo su Conselleria de Igualdad de los abusos sexuales de su exmarido a una menor tutelada.

La propia Oltra no acudirá a la Ejecutiva de la coalición convocada para esta tarde con la voluntad de que los miembros de la dirección hablen con comodidad sobre los efectos políticos de su imputación judicial. Así lo ha decidido Oltra al tratarse de una decisión colectiva sobre una cuestión política, no personal, según han recordado a EFE fuentes de la Vicepresidencia del Consell.

El cierre de filas del sábado

El pasado sábado, en un acto público de Compromís, se mostró la unión en torno a la vicepresidenta en boca del alcalde de Valencia, Joan Ribó, que advirtió: “Si tocan a una, nos tocan a todos”.

Y este lunes Ribó ha defendido que Oltra ha sido y es “imprescindible” pero ha indicado que ello “no evita que se puedan tomar decisiones” en el seno de Compromís “en muchos sentidos”, y que la ejecutiva de la coalición estudiará, analizará y, con mucha calma, medirá y tomará decisiones en relación con la imputación.

El diputado por Compromís en el Congreso y uno de las caras más visibles de la formación valencianista, Joan Baldoví, ha avisado este lunes que se puede “reflexionar todo lo que queramos, pero decisiones unilaterales, ni una”, al ser preguntado por la posibilidad de que el PSPV-PSOE, el partido que lidera el president de la Generalitat, Ximo Puig, provoque la marcha de la vicepresidenta del Consell.

Baldoví ha asegurado que la formación está “en el mismo punto que el pasado sábado”, cuando Compromís, ha dicho, mostró su “apoyo inquebrantable” a Oltra.

El viernes, en la tradicional rueda de prensa tras el pleno del Consell -del que es portavoz-, la vicepresidenta afirmó que no va a dimitir tras su imputación judicial y que aguanta la presión, al considerar que esta es una cuestión “política”, fruto de una “cacería de la extrema derecha”.

Desde la presidencia de la Generalitat, Puig ha afirmado sobre el futuro de Oltra que se trata de “una reflexión que no es personal”, sino “coral”, en la que hay que poner por encima el “no fallarle a la sociedad valenciana” y que se va concretar “más pronto que tarde”.

El president ha insistido en que la reflexión sobre Oltra “afecta a muchos actores”, ya que el pacto del Botànic está basado “en una serie de coaliciones de partidos con el Partido Socialista” y es un pacto “sobre todo con la sociedad valenciana”.

El pacto de izquierdas sustenta el Gobierno valenciano desde 2015 y permitió acabar con dos décadas de hegemonía del PP en la Comunitat Valenciana; ahora, la imputación de Oltra abre un periodo de “reflexión” antes de tomar una decisión que podría pasar por que finalmente accediera a irse, o por que Ximo Puig la destituyera, lo que conllevaría la ruptura del pacto de gobierno y gobernar en minoría el tramo final de la legislatura.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente