Compra una casa en Galicia y se encuentra un tesoro de 9 millones de pesetas

·1 min de lectura
Vista del lugar de Millán, en Sober (Photo: Google Street View)
Vista del lugar de Millán, en Sober (Photo: Google Street View)

Vista del lugar de Millán, en Sober (Photo: Google Street View)

Cuando Toño Piñeiro se compró una casa en la localidad lucense de Sober para jubilarse y volver de Valencia a su pueblo natal,  no se le pasó por la cabeza que en las paredes se escondía un tesoro millonario. Para ser más exactos: seis tarros con 9 millones de pesetas (54.000 euros al cambio) en su interior.

Tal como cuenta el diario El Progreso de Lugo, la vivienda de Toño llevaba casi 40 años abandonada hasta que se hizo con las escrituras y decidió ponerse manos a la obra para reconstruirla. Fue entonces cuando se encontró los dos primeros botes de Nesquick (el dinero siempre aparece en esos recipientes) y aprovechó el premio para pagar la reforma del tejado.

Sin embargo, desde el año pasado, el Banco de España ya no recoge las pesetas que tenemos en casa. Así que Toño se tiene que quedar con los últimos billetes que ha encontrado. “Los llamé, porque es mucho dinero, pero me dijeron que ya no se puede”, explica el afortunado comprador antes de aclarar que pese al revés no se va a echar a llorar.

La casa del tesoro de 9 millones de pesetas pertenecía a Manuel do Xentes, un operario de una fábrica de cerámica y también tratante de ganado que iba vendiendo vacas por las ferias de la comarca.

Aunque durante las obras de rehabilitación Toño ya ha encontrado nueve millones de pesetas no descarta que puedan aparecer más: “Cada vez que vengo de Valencia encuentro dinero”, explica al diario lucense el protagonista de esta historia, que acepta deportivamente que el botín no tienen ningún valor.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.