Las complicaciones de la anestesia disminuyeron en los últimos años

Por Megan Brooks
Las complicaciones de la anestesia bajaron significativamente en los últimos cuatro años, según revela un registro de más de 3,2 millones de pacientes. En la imagen de archivo un médico preparando una inyección de anestesiaen Lopburi, el 19 de agosto de 2009. REUTERS/Chaiwat Subprasom

Por Megan Brooks

NUEVA YORK (Reuters Health) - Las complicaciones de la anestesia bajaron significativamente en los últimos cuatro años, según revela un registro de más de 3,2 millones de pacientes.

En el período 2010-2013, la tasa de mortalidad se mantuvo estable en el 0,03 por ciento de los procedimientos con anestesia, de acuerdo con el Registro Nacional de Resultados Clínicos de la Anestesia (NACOR, por su sigla en inglés).

Pero la proporción de efectos adversos asociados con la anestesia se redujo del 11,8 al 4,8 por ciento de los casos.

La complicación menor más común eran las náuseas y los vómitos postquirúrgos (35,5 por ciento), mientras que el efecto secundario grave más común fueron los errores de medicación (11,7 por ciento).

Los mayores de 50 años registraron las tasas más altas de efectos adversos graves y las complicaciones menores eran más comunes en los pacientes más saludables sometidos a procedimientos electivos en horario diurno.

En tanto, las intervenciones nocturnas o los feriados no estuvieron asociadas con un aumento de la frecuencia de los efectos adversos.

"Los estudios previos se habían ocupado de los efectos adversos de ciertas cirugías, los tipos de anestesias o los grupos de pacientes. Esta es la primera vez que pudimos analizar una gran cantidad de información nacional", indicó a través de un comunicado la doctora Jeana E. Havidich, profesora asociada de anestesiología del Centro Médico Dartmouth-Hitchcock, Lebanon, New Hampshire.

El coautor del estudio, doctor Richard P. Dutton, director ejecutivo de AQI, le atribuyó varias causas a estos resultados.

"Nuestros hallazgos podrían deberse a la variación demográfica de los centros que le envían información al NACOR", explicó. "También podrían haber mejorado los resultados de los centros que participan del registro", agregó.

El NACOR contiene datos de un cuarto de los procedimientos con anestesia de Estados Unidos.

"Con el tamaño de nuestras bases de datos, sólo tenemos cuatro años de información, de modo que el tiempo no es suficiente para evaluar las tendencias de manera concluyente", dijo el autor principal, doctor Adrian Liau, investigador senior de AQI.

"Pero estamos ampliando rápidamente nuestro conocimiento de los efectos adversos y comprender el patrón del riesgo de la anestesia mediante el análisis de grandes conjuntos de datos, como NACOR, orientará los futuros esfuerzos para mejorar la calidad", añadió.

Los resultados se presentaron en Anesthesiology 2014, la reunión anual de la Sociedad Estadounidense de Anestesiología (ASA, por su sigla en inglés).

"En nombre de la transparencia y del avance continuo, es importante que las especialidades médicas monitoreen sus resultados", dijo por correo electrónico un portavoz de la ASA.

"La ASA elige varios estudios con resultados del enorme NACOR del Instituto de Calidad de la Anestesia que describen el nivel de atención anestesiológica en Estados Unidos. Este estudio demuestra que la anestesia es cada vez más segura. Pero también queremos seguir mejorando y el registro aporta indicios de las cuestiones por resolver para mejorar aún más", afirmó.