El complejo primer año de Joe Biden en la Casa Blanca y sus desafíos para 2022

·1 min de lectura

La inflación, los altos precios de la gasolina, las nuevas variantes del Covid-19, la división interna del Partido Demócrata y la polarización política en Estados Unidos tienen en jaque la agenda del presidente Joe Biden en su primer año de gobierno. El demócrata parece quedarse sin salidas para asegurar resultados favorables en las próximas elecciones legislativas.

El presidente Biden llegó a la Presidencia prometiendo volver a la "normalidad", controlar la pandemia, encaminar la economía y usar sus 40 años de experiencia como senador para acabar con la polarización y renovar la forma bipartidista de hacer política en Washington.

Sin embargo, la imposibilidad de ejecutar sus proyectos políticos se refleja en una popularidad que ronda el 40 %, más baja que la de Donald Trump y una de las más bajas en la historia reciente en Estados Unidos.

Aunque Biden ha logrado que el Congreso apruebe proyectos importantes como el Plan de Infraestructura, el fondo multimillonario para hacerle frente al Covid-19 y ha reducido el desempleo sustancialmente, la división interna de su partido y factores externos como las nuevas variantes del virus del Covid-19, la inflación y los altos precios de la gasolina tienen en jaque su agenda política. El estadounidense promedio no parece reconocer los aciertos del demócrata y la polarización sobredimensiona sus desaciertos.

Munchin y el plan 'Build Back Better'

Nuevas variantes del Covid-19

Inflación y cadena de suministros

Las elecciones legislativas están en juego


Leer más

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente