¿Compensa realmente ir apagando luces por la casa para ahorrar energía?

¿Compensa, realmente, ir apagando luces por la casa para ahorrar energía? Foto: Getty
¿Compensa, realmente, ir apagando luces por la casa para ahorrar energía? Foto: Getty

La preocupante coyuntura internacional actual y su impacto directo en la economía y bienes esenciales ha derivado en una máxima que afecta a todo el planeta: hay que ahorrar energía. Y no se trata de una conciencia social, sino del incremento de los precios energéticos.

Con subidas de precio tanto en electricidad como en el petróleo y sus derivados, los gobiernos de todo el mundo han instado a los ciudadanos a una política de ahorro extremo, con la esperanza, además, de un posible impacto positivo en el medioambiente.

“Apaga la luz cuando salgas”... ¿Realmente?

De pequeño lo tenemos grabado de nuestros mayores: “apaga la luz cuando salgas”. El mantra del ahorro viene de lejos. En aquellos tiempos, las bombillas eran incandescentes y muy poco eficientes: el grueso de los kilovatios se transformaban más en calor que en luz, y aquello se notaba en la factura eléctrica. Pero... ¿Ahora?

La tecnología LED ha optimizado a tal extremo la eficiencia de las bombillas que, dejando momentáneamente de lado los mensajes de emergencia energética, conviene considerar la relación costo-beneficio de obsesionarse por andar casi en la penumbra en un hogar dotado de tecnología LED.

Es evidente que una bombilla, pese a que cuente con esta tecnología, sigue consumiendo y que ese consumo es siempre peor para nuestros bolsillos que cuando está apagada y es inexistente. Y es aquí donde entran otros elementos como el confort y la seguridad.

¿Hasta qué punto compensa apagar una bombilla LED en una zona en la que aporta seguridad? Pensemos en un portal, un garaje, o un paso oscuro en el exterior de la propiedad. ¿Hasta qué punto compensa hacerlo para ir dándose trompazos por la casa para ir de una pieza a otra de la misma?

Cálculos objetivos de costos

Esta valoración dependerá de cada uno, pero el operador energético español Pepeenergy estimó aproximadamente el coste por hora de encendido de una bombilla LED: 100 W/1000 W x el coste del kWh (tomando en consideración una bombilla de 800 lúmenes).

El resultado fue que esa bombilla tipo LED gasta realmente 0.0090 euros por cada hora encendida. Hay que tener en cuenta dos cosas: que ahora mismo el euro y el dólar valen prácticamente lo mismo y que ese cálculo se hizo basándose en las tarifas de luz españolas, y ya sabemos que en Europa el costo de la energía es muy alto, mucho más que en lugares como Estados Unidos.

Con la calculadora en la mano, verás que un hogar eficiente con esta tecnología de iluminación (ya accesible para todos los bolsillos), el ahorro no es tan llamativo como podría suponerse. En Howtogeek ya incluso proponen hacer uso de la luz en casa “sin sentirse culpable”; esto es, sin despilfarrar, pero equilibrando bien la relación coste-beneficio.

De hecho, es muy posible que el ahorro energético sea superior en tu casa si te centras en desenchufar aquellos dispositivos que no utilizas y que son responsables del temido “consumo fantasma” (sobre todo, si son antiguos).

¿Aplicas a rajatabla el “apaga las luces” en tu casa?

También te puede interesar:

VIDEO | Qué es la “greedflation” o “inflación de la codicia”