Compatibilidad del seguro privado y la Seguridad Social

·3 min de lectura
Medicina privada (Photo: PEXELS)
Medicina privada (Photo: PEXELS)

Medicina privada (Photo: PEXELS)

Hay mucha gente que se pregunta si es posible combinar el seguro privado con la Seguridad Social. La respuesta es sí, ya que ambos servicios son complementarios. Sin embargo, solo los funcionarios adheridos a un seguro médico con MUFACE no podrán combinar ambos servicios.

En este artículo, te dejamos algunas de las tantas ventajas de contar con un seguro de salud privado y todo lo que tienes que tener en cuenta a la hora de escogerlo.

Ventajas de un seguro médico privado

Puedes elegir tu propio médico o centro sanitario

Una de las mayores ventajas de tener un seguro de salud privado es la posibilidad de elegir un médico o centro sanitario de entre una enorme variedad en todo el país. No estás limitado a utilizar sólo el médico de cabecera de tu zona, sino que tienes la opción de elegir entre muchos tipos de médicos diferentes. 

Esto es muy beneficioso, ya que el hecho de tener una lista de médicos entre los que elegir permite acudir directamente a los especialistas, eliminando el médico de cabecera y la lista de espera para verlos. Es tan sencillo como llamar por teléfono o entrar en la app móvil y pedir cita directamente con el médico o especialista que elijas.

Mejores centros de salud y hospitales

Los centros privados tienen instalaciones con la tecnología más avanzada, que ha revolucionado la atención médica, y puede ayudar a los tiempos de recuperación y el diagnóstico enormemente. Además de contar con un personal médico de referencia.

Flexibilidad

Además de no tener listas de espera, esto también significa que hay más flexibilidad para elegir la hora y la fecha que te convengan, en lugar de que te digan cuándo es tu cita y tengas que adaptar tu vida a ello. 

Tener la opción de elegir el momento que más te convenga es especialmente importante para quienes trabajan.

No hay listas de espera

Uno de los aspectos más importantes de un seguro médico privado son, con diferencia, las listas de espera. Es algo que todos conocemos cuando utilizamos el sistema público, y somos conscientes de lo importante que es el diagnóstico precoz en la mayoría de los problemas médicos. 

Los centros de salud privados presumen de tener las listas de espera más cortas. Así que, como paciente, no tienes que esperar en una lista durante lo que podrían ser meses o incluso años para recibir atención médica, sino que tienes la opción de elegir dónde quieres ser atendido y cuándo.

Servicios digitales

La mayoría de las compañías de seguros de salud tienen también la ventaja añadida de las videoconsultas en línea. Las videoconsultas pueden ayudar a las personas con movilidad reducida o con enfermedades que dificultan el desplazamiento a la consulta médica. 

Esta revolución digital ha ahorrado a los pacientes no solo tiempo, sino que ha facilitado el proceso de acceso al profesional médico adecuado a tus necesidades.

Aspectos a considerar a la hora de escoger un seguro médico privado

A la hora de contratar un seguro médico privado es importante comprobar las prestaciones, las condiciones y los límites de cobertura de las distintas pólizas para elegir la que más te convenga. 

Asegurarte de leer detenidamente las condiciones del seguro para evitar sorpresas en el futuro. En cuanto a los costes, existen muchas ofertas en el mercado, por lo que es importante que compares precios y coberturas antes de decantarte por un seguro médico privado.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.