La 'mentira' de los televisores 8K: el gran público no sabe diferenciar entre una resolución 4K y una 8K

Los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 están a la vuelta de la esquina... si el coronavirus permite que se celebren, claro. Uno de los grandes reclamos de la cita olímpica serán las retransmisiones de televisión en 8K. La cita japonesa será el primer evento retransmitido con este tipo de resolución bestial mostrará imágenes de una enorme definición y belleza. Por eso las marcas de televisores se apresuran a poner en el mercado aparatos compatibles con el formato 8K.

Pero, ¿hay mucho diferencia entre una imagen con una resolución 4K y una 8K? ¿Las pantallas 8K ofrecen algún beneficio en términos de detalles percibidos en comparación con 4K en condiciones de visualización normales? En colaboración con Pixar, Amazon Prime Video, LG y la Sociedad Americana de Cinematógrafos (ASC), la empresa Warner Bros abordó recientemente esta pregunta en un estudio diseñado para ver si las personas podían discernir una diferencia entre 4K y 8K con una variedad de contenido

La 'mentira' de los televisores 8K: el gran público no sabe diferenciar entre una resolución 4K y una 8K REUTERS/Steve Marcus

Para los propósitos de este experimento, "4K" se refiere a una resolución de 3840 x 2160 pixeles, y "8K" se refiere a una resolución de 7680 x 4320. Como ya sabrán, estas definiciones son algo inapropiado; para ser técnicamente exactos, "4K" realmente significa 4096 x 2160 y "8K" significa 8192 x 4320. Pero estos términos han sido adoptados por la industria de electrónica de consumo para aplicarlos a las resoluciones de televisión correspondientes.

En la prueba se prepararon un total de siete clips, cada uno en 8K nativos y aproximadamente 10 segundos de duración sin compresión. Dos clips de Warner Bros. 'Dunkerque (escaneos de 8K de película de 70 mm) incluyeron un primer plano de un personaje y una toma panorámica de la playa. Los clips animados de Brave y A Bug’s Life de Pixar se renderizaron en 8K para este estudio. Y dos clips de la serie de acción en vivo de Amazon The Tick, uno en una cueva y el otro en una nave espacial, fueron filmados en 8K en una cámara de cine digital Red, al igual que un clip de imágenes de la naturaleza tomadas por Stacey Spears.

¿Por qué mejorar las versiones 4K a 8K? Porque ambas versiones se jugarían en la misma pantalla de 8K de manera aleatoria (más en un momento). Para reproducir las versiones 4K y 8K de cada clip sin interrupciones sin problemas de HDMI o activando la pantalla para mostrar momentáneamente la resolución de la señal de entrada, ambos tuvieron que "verse" como 8K en la pantalla.

La pantalla en la que se mostraban todos los clips era un televisor LG 88Z9 88K OLED de 88 pulgadas.Con una muestra de 139 usuarios, a los cuales se les realizaba una prueba de agudeza visual y se situaban a una distancia entre 1,5 y 2,7 metros de la pantalla –la distancia media de visualización en los hogares es de unos 2,1 metros–, el estudio recogía las valoraciones tras cada ciclo de reproducción, que se producía por triplicado para permitir la evaluación.

Entre el global de los usuarios, los resultados del estudio arrojaron una pequeña mejora en el contenido 8K frente al 4K, aunque en algunos de los clips esta era tan marginal que la dispersión estadística era compatible con ninguna mejora en absoluto. Es decir, que depende del tipo de contenido y no todos los usuarios serán capaces de apreciar la nueva y cuatro veces superior resolución.

En general, se observó de forma consistente esta resolución mejorada en el documental de naturaleza, así como en la escena de Bichos renderizada en 8K para la ocasión, siendo mucho menos notoria en el resto de casos. El razonamiento de Michael Zink, uno de los representantes de Warner Bros., es el siguiente: "la razón por la que ves a un gran número de personas calificando '4K mejor que 8K' es que realmente no pueden ver la diferencia y simplemente están intentando adivinar".

Sin duda, estos resultados ponen en serios aprietos a las marcas que están apostando por la resolución 8K para sus aparatos. Por ejemplo, el televisor LG en el que se hizo la prueba cuesta más de 30.000 euros, mientras que un televisor 4K de máxima calidad puede costar como mucho 2.000 euros... y eso si nos vamos a los extremos. Actualmente hay televisores 4K de enorme calidad en el mercado por apenas 800 euros.

Más historias que te pueden interesar

El FBI advierte que las Smart TV esconden un enorme peligro

Te contamos todo lo que necesitas saber sobre los televisores en 8K

Los mejores televisores del mercado para renovarse o mejorar