Cómo una dieta a base de sopas de 200 calorías puede ayudar a los enfermos de diabetes

Una investigación realizada en el Reino Unido en adultos con diabetes de Tipo 2 ha arrojado un resultado esperanzador: el 46%% de los pacientes lograron que la enfermedad remitiese con una dieta basada en sopas de 200 calorías. Los expertos hablan de “punto de inflexión”.

El 46% de los participantes en la investigación logró dejar atrás la diabetes de Tipo 2 con una dieta a base de líquidos. (Foto: AFP)

Isobel Murray es una de las participantes en el estudio realizado en Inglaterra que consiguió dejar atrás la diabetes para gran parte de sus participantes. Centrada en enfermos del Tipo 2 –el más común– que fueron diagnosticados en los últimos seis años, el procedimiento consistía en someterse a una dieta de cinco meses de duración a base de líquidos.

Los pacientes debían eliminar cualquier alimento sólido y limitarse a unos sobre que diluían en agua y a batidos. Cada ingesta era de 200 calorías y estaba controlada de manera que el organismo recibiese la cantidad de nutrientes necesarios. Una dieta hipocalórica a base de líquidos para bajar de peso de forma rápida y contundente. Esa es la idea.

En total participaron 300 personas y casi la mitad, el 46%, vio como al finalizar el tratamiento la diabetes desaparecía de sus vidas. Publicada en la revista cientifica The Lancet, la investigación ha sido muy bien acogida entre la comunidad médica, que habla incluso de “punto de inflexión”, como declaró el profesor Roy Taylor, de la Universidad de Newcastle a BBC.

Cuando comenzó el estudio, Murray, de 65 años, pesaba 94 kilos y estaba cansada de tomar tantas pastillas para controlar su diabetes. Con la dieta bajó 25 kilos, dijo adiós a la medicación y ahora asegura, en declaraciones a BBC, haber “recuperado mi vida”.

Cuenta que la dieta consistía en hacer cuatro comidas diarias que se limitaban a las bolsas con alimentos en polvo que les daban y que no le resultó nada difícil. “No tienes que pensar en lo que comes”, reconoce. Dejó de hacer la compra y llegó a comer separada de su marido.

Para Murray, la parte más complicada fue volver a “comer comida normal” después de tanto tiempo. Para ello los participantes contaron con asesoramiento para ir introduciendo de nuevo alimentos en su dieta. Ella perdió 25 kilos y, según demostró la investigación, el 86% de los que adelgazaron 15 kilos o más durante el proceso viero remitir la enfermedad.

Mike Lean, profesor de la universidad de Glasgow, consideró “enormemente estimulante” los resultados y señaló que “ahora tenemos evidencias claras de que una pérdida de peso de 10 ó 15 kilos es suficiente para darle la vuelta a esta enfermedad”.

Sin embargo, es importante señalar que esta dieta no es la panacea para acabar con la diabetes de Tipo 2. Una recuperación del peso perdido puede hacer que vuelva.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines