Un extraño cáncer acabó con la vida y la prometedora carrera de Michelle Thomas

Una de las series que seguramente muchos televidentes de finales de los ochenta recuerden es ‘Family Matters’ (Cosas de casa en España o ‘Todo queda en familia’ en latinoamérica), aquella apuesta protagonizada por Jaleel White, el inolvidable Steve Urkel, que originalmente estaba pensado para ser un personaje episódico. De hecho, le conocimos en la mitad de la primera temporada en el capítulo Laura's First Date pero gracias a su carisma acabó liderando esta historia que se mantuvo en el aire durante 9 temporadas y 215 capítulos.

Como recordarás, este singular nerd de la época estaba enamorado hasta las trancas de su vecina Laura Winslow. Pero ante la indiferencia que mostraba el rol asumido por Kellie Shanygne Williams, se emparejaba con Myra Monkhouse a la que dio vida Michelle Thomas. Una actriz muy válida que, sin embargo, tuvo un trágico desenlace del que pocos se acuerdan.

Michelle fue una de esas estrellas que perdieron la vida demasiado pronto.

La actriz en The Cosby Show (©NBC)
La actriz en The Cosby Show (©NBC)

Esta intérprete estadounidense, que el próximo 23 de septiembre hubiera cumplido 51 años, asumió el papel de la dulce Myra, una novia hecha a medida para Steve Urkel, en 1993. Cosas de casa ya llevaba cuatro años en el aire y la incorporación de Michelle Thomas fue una bocanada de aire fresco para la trama hasta el punto de que se mantuvo en la historia hasta 1998 participando en más de cincuenta episodios.

Todavía recuerdo el primero de ellos, el número 14 de la cuarta temporada, en el que Laura Winslow y su por entonces novio Ted organizaban una cita a cuatro con Steve Urkel para que se centrera en otra chica y dejera de entorpecer su relación. En este embrollo aparece Myra y lo hace para quedarse en el spin-off de la serie, Primos lejanos, centrado primeramente en una familia afroamericana de clase media que vive en Chicago.

Antes de participar en Cosas de casa, Michelle Thomas -nacida en Brookline (Massachusetts) y criada en Montclair (Nueva Jersey)- ya había aparecido en otros títulos televisivos como La hora de Bill Cosby, donde interpretó a Justine Phillips, la novia de Malcolm Jamal Warner, de 1988 a 1990 durante ocho episodios. Cabe destacar que la relación de la pareja continuó fuera de la pantalla después de que la actriz dejara este proyecto y se embarcara en otros como A Man Called Hawk.

También la pudimos ver en más de una treintena de capítulos de The Young and the Restless obteniendo el papel de la aspirante a cantante Callie Rogers. Asimismo hizo sus pinitos en alguna película como Dream Date, en 1989 (siendo contratada para participar en el rodaje cuando todavía intervenía en Cosas de casa), Hangin 'with the Homeboys en 1991, y Unbowed, que fue estrenada en 1999. Anna sería su último personaje ya que el precipitado desenlace de la intérprete provocó que éste fuera su último papel lanzado póstumamente.

Y es que en agosto de 1997 le diagnosticaron un cáncer intraabdominal, desmoplásico de células pequeñas y redondas, una forma de cáncer altamente agresivo que generalmente se encuentra en los adolescentes. Pero la actriz, que tenía varias ofertas de superproducciones sobre la mesa, no quería que se supiera su enfermedad, afirmando a su primo y representante Kadijah Bell que ganaría esta batalla.

La actriz fue sometida a una cirugía en la que le extirparon un tumor del tamaño de un limón poco antes de que consiguiera su papel para The Young and the Restless en la primavera de 1998 y por el que fue nominada como Mejor actriz en una serie dramática diurna en los Image Awards. Sin embargo, repitieron la cirugía de emergencia en octubre de ese mismo año porque la enfermedad se había extendido y tuvo que ser reemplazada por otra actriz en la ficción.

La operación resultó un éxito por lo que recibió el alta a finales de noviembre para celebrar el día de Acción de Gracias junto a sus seres queridos. Sin embargo, la actriz no sobrevivió.

Murió en Nueva York el 23 de diciembre de 1998, en el Memorial-Kettering Cancer Center de Manhattan, acompañada de amigos de la infancia y miembros de la familia, incluidos su padre, el músico Dennis Thomas, y su madre, la actriz Phynjuar Thomas que quedaron devastados tras la pérdida de su hija que, cuando era niña, acompañaba a su progenitor en las giras de conciertos de Kool & the Gang y asistía a las representaciones teatrales regionales de la matriarca.

Cuatro días después de su pérdida se ofició un funeral musulmán como ella había pedido y fue enterrada en Montclair (Nueva Jersey).

Y esta es la trágica historia de una actriz que, a pesar de que llevaba un estilo de vida saludable, nunca fumaba ni bebía alcohol, falleció a los 30 años de edad, con una prometedora carrera en la industria del entretenimiento.

Para seguir leyendo:

El plan original de Friends contaba con siete protagonistas

Jack Shephard iba a morir en el piloto de Perdidos, el personaje que catapultó a Matthew Fox

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente