¿Cómo pago la comisión de apertura en los préstamos personales?

·2 min de lectura
Las comisiones de los préstamos personales pueden abonarse de 3 formas distintas
Las comisiones de los préstamos personales pueden abonarse de 3 formas distintas

De los préstamos personales que se comercializan en España, casi la mitad (48%) tienen una comisión de estudio o de apertura, de acuerdo con un análisis de mercado que llevó a cabo el comparador financiero HelpMyCash.com el pasado mes de febrero. Este coste adicional de los créditos al consumo supone un desembolso medio de entre el 0,5% y el 3% sobre el importe solicitado, lo que supone entre 50 y 300 euros por cada 10.000 euros. Esta comisión se puede pagar de tres maneras diferentes, según la política del banco y la negociación que haga el cliente.

Artículos relacionados que podrían interesarte:

Lo que necesitas saber antes de contratar un préstamo personal

¿Cuáles son los diferentes tipos de créditos que puedo solicitar?

La oferta de préstamos preconcedidos baja por culpa de la pandemia

¿Cómo cobran los bancos la comisión de apertura de los créditos?

La fórmula más común de abonar la comisión de apertura de los créditos al consumo es pagarla junto con la primera cuota de devolución, es decir, con la primera mensualidad. Este primer pago contendrá la cuota común del crédito más la comisión.

Por ejemplo, si tenemos un préstamo personal de 10.000 euros a cinco años con un interés del 7% y una comisión de apertura del 3% (300 euros), la primera cuota sería de 498 euros al contener la comisión, mientras que las siguientes serían de 198 euros cada mes.

La desventaja de esta forma de pago es que la primera cuota será considerablemente más alta que el resto.

Otra opción es que el banco nos descuente el coste de la comisión del importe total del préstamo. Por ejemplo, si nos aprueban un préstamo personal de 10.000 euros con una comisión del 3% (300 euros), el banco nos ingresaría 9.700 euros en la cuenta, descontando del préstamo el coste de la comisión.

Cada banco o entidad prestamista aplicará la fórmula que crea conveniente para el cobro de estas comisiones de apertura y estudio, aunque siempre es recomendable negociar para que nos las eliminen o bien acudir directamente a un préstamo que no cobre comisiones. Por ejemplo, el Crédito Proyecto de Cofidis no tiene comisiones de apertura ni de estudio y nos permitirá financiar una amplia variedad de proyectos desde el 5,06% TAE sin cambiar de banco.

Financiar las comisiones, la tercera alternativa

Existe una tercera alternativa menos común: financiar la comisión de apertura. Así, su coste se suma al importe del préstamo y se financia, por lo que se abona poco a poco en cada mensualidad.

La ventaja de esta opción es que evitamos pagar un extra de golpe; sin embargo, al financiarla también pagaremos más intereses, por lo que nos saldrá más caro.

Para evaluar si nos interesa o no, debemos calcular cuánto nos costaría de más esta opción, sobre todo si es la única alternativa que nos ofrece el banco.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente