¿Cómo hacer que las flores duren más tiempo?

·4 min de lectura

En homenaje a Yahoo Respuestas, el que fuera uno de los productos estrellas de Yahoo, rescatamos algunas de las preguntas más populares y las explicamos a fondo

Sunflower border outdoors
A las flores hay que regarlas preferiblemente con agua fría. El riego de las plantas que están en macetas depende de la época del año y el tipo de planta. Nunca hay que poner demasiada agua porque se pueden 'ahogar' ni tampoco es bueno dejarlas al lado de las frutas y otros vegetales

“El pan alimenta el cuerpo, es cierto, pero las flores alimentan el alma”. Esta frase del Corán podría explicar la fascinación que los humanos sienten por esta parte de las plantas y porque desde tiempos inmemoriales las mismas forman parte de la decoración de lugares y de rituales de toda naturaleza. 

Hoy en día, gracias al avance de la ciencia, contamos con los conocimientos necesarios para lograr prolongar al máximo su efímera belleza.

Mejor fría

“Las flores requieren un cambio de agua diario, preferiblemente que el agua sea fría”, dijo a Yahoo María Dolores Fernández, doctora en Biología de la Universidad Central de Venezuela (UCV). Algunos recomiendan poner una o dos piedritas de hielo. 

¿Por qué? 

"Así como guardamos los vegetales en el refrigerador para que se conserven, pues el agua fría y el hielo también conservan a las flores y limita la descomposición o el deterioro de los tejidos que están sumergidos en el agua; es decir, los tallos o las hojas que puedan estar en la base de la planta”.

Cortar los tallos

Desde la Sociedad Real de Horticultura del Reino Unido aclaran que el cambio de agua no busca tanto ofrecerle nutrientes a las plantas, sino eliminar las impurezas y potenciales bacterias que puedan quedar en el florero y las cuales pueden terminar haciendo que la flor languidezca.

Fernández también recomendó que antes de poner las plantas en el recipiente o florero se coloquen en el fregadero lleno de agua y que allí se corten los tallos pero solo unos pocos centímetros.

¿Para qué? 

“Para eliminar los extremos secos y así permitir que puedan absorber el agua que estará en el contenedor donde se colocarán y restituir la columna de agua que circula en los tallos, garantizando que duren más”, explicó.

En similares términos se pronunció la florista española Maricamen Rosendo, quien sin embargo agregó que el corte debe ser en diagonal “porque si lo haces recto, cuando metas el tallo dentro del jarrón se apoyará completamente en el fondo y la flor no podrá beber”.

TE PUEDE INTERESAR

(VIDEO) Estas flores también se comen: mira las delicias que puedes preparar con ellas

Y atención:

  • Asegúrate de que el florero sea lo suficientemente grande para que quepan todas las flores y no estén demasiado ajustadas. Si tienes muchas flores busca otro recipiente.

  • El recipiente debe estar completamente limpio

  • Evita que las flores reciban la luz directa del sol

  • Recuerda renovar el agua cada dos días, si es posible diariamente

  • Quita los tallos y las flores que estén envejeciendo más rápidamente

Solo para las pinturas

En el mundo de las artes es común encontrar representaciones de flores junto a frutas y otros alimentos. Incluso hay un género en el mundo de la pintura llamado los bodegones o naturaleza muerta. Sin embargo, estudios científicos han arrogado que no es buena idea mezclar a las flores junto a las frutas o verduras, porque cuando estas últimas comienzan a madurar emiten etileno, un gas invisible, inodoro e inofensivo para los humanos, pero letal para las flores.

El etileno induce a las flores a dejar caer sus pétalos y convertirse en fruta. No hay que olvidar que las flores son el órgano reproductivo de las plantas y que una vez polinizadas puede convertirse en frutas o semillas.

¿Ahora qué hacer con las flores que están en macetas? ¿Cuántas veces hay que regarlas?

Sobre esto Fernández dijo que es necesario tomar nota de varios aspectos:

“Por un lado, tienes la especie. Y hay unas plantas que necesitan más agua que otras". 

El otro componente a considrar es el tamaño de la maceta y la calidad de sustrato: "Si es una tierra muy arenosa, pues retendrá menos agua que una más arcillosa. Si la maceta es pequeña tendrá menos capacidad para retener agua que una grande y la idea es que al regar la planta hasta que el suelo quede saturado; es decir que comience escurrir agua por la parte posterior de la maceta".

Cuando se combinan estos elementos va a resultar lo que sería la intensidad de riego que una planta necesita. A esto hay que sumarle la estación del año en la que nos encontramos, porque si estamos en una época fresca (otoño o invierno) la demanda de esa planta será mejor que si estamos en verano, explicó.

Por último, en la Sociedad Real de Horticultura del Reino Unido y en otros sitios web especializados en la materia recomiendan tener cuidado con la cantidad de agua usada para evitar ahogar a las plantas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR