Cómo esta pareja ha logrado ahorrar dinero viajando por el mundo

·5 min de lectura
Pareja ahorra dinero viajando el mundo desde 2018. Foto: Getty Creative
Pareja ahorra dinero viajando el mundo desde 2018. Foto: Getty Creative

Viajar por el mundo suena a uno de esos planes para los que tenemos que ahorrar toda la vida. Llenar nuestra cuenta cuanto podamos y un día lanzarnos a la aventura. Muchas veces esta aventura nos da para un destino o dos, a lo sumo, y luego nos toca regresar a la realidad.

Jon Sumple y su esposa Karen, inspirados en la experiencia de una pareja de amigos, se dieron cuenta de que en cualquier lugar con internet podían seguir con sus trabajos, ganar dinero y conocer varios países, aprovechando que él es escritor independiente y ella trabaja a distancia para una empresa de Florida.

Así que decidieron, en lugar de parar de trabajar para viajar, viajar con sus trabajos a cuestas, aprovechar las maravillosas ventajas del trabajo remoto y salir completamente de la rutina.

Jon, de 54 años, y Karen, de 50, ya habían tenido una probada con el trabajo remoto cuando en 2009 se mudaron del sur de Florida a Seattle y continuaron trabajando a distancia. Ahora, querían aplicar el mismo método fuera de Estados Unidos, que además de traerles aventuras, vivencias y aire fresco, también les ayudaría a ahorrar dinero.

"Por loco que parezca, es 100% cierto. Obtendríamos un ingreso estadounidense y gastaríamos dinero en países con un costo de vida mucho más bajo. Esto nos permitió pagar deudas rápidamente, así como acelerar nuestros ahorros para la jubilación", relató Jon en un artículo en MarketWatch.

Vivir en Latinoamérica por un 60% menos

La pareja se adentró en un proceso de búsqueda a través de la plataforma Numbeo.com, que proporciona comparaciones de costos entre dos destinos. Al comparar Seattle con ciudades de América Central y del Sur, se dieron cuenta de que podían reducir su presupuesto mensual hasta en un 60%.

Plaza de San Francisco en el centro histórico de Quito, Ecuador. Foto: Getty Images.
Plaza de San Francisco en el centro histórico de Quito, Ecuador. Foto: Getty Images.

Finalmente se decidieron por la ciudad de Quito, en Ecuador, y dieron un primer viaje de exploración en 2018. Eligieron ese país porque su plan inicial era quedarse un periodo largo de tiempo en un solo lugar, y Ecuador permite una visa de turista de tres meses con una extensión de seis.

"Pensamos que nueve meses en un país nos permitirían introducirnos en un estilo de vida de viajes lentos a largo plazo, lo que nos dejaría muchas oportunidades para explorar pueblos costeros como Olón, Manta y Salinas; las ciudades andinas de Quito, Cuenca y la peculiar Vilcabamba, y las capitales de aventuras al aire libre de Mindo y Baños", contó Jon.

Ecuador también proporcionaba otras razones favorables. Primero, la moneda del país es el dólar estadounidense, los vuelos al sur de la Florida eran más cortos que desde Seattle y Karen debía ir cada seis meses, se mantenía dentro del mismo uso horario de los clientes de ambos, y el costo de la vida diaria era bajo.

En el viaje de exploración visitaron Quito y Cuenca y quedaron fascinados tanto con la vibra de la ciudad como con el clima, así que decidieron darle inicio oficial a su nueva vida.

Siguiente destino: Riviera Maya

Sin embargo, un giro en el trabajo de Jon hizo que necesitaran estar más cerca de Estados Unidos, pero en lugar de cancelar sus planes, encontraron un alquiler disponible en Akumal, a lo largo de la Riviera Maya de México, entre Playa del Carmen y Tulum.

Con este cambio también aprendieron su primera gran lección: para viajar y vivir fuera por largos periodos hay que ser flexible y tener capacidad de adaptación.

Estuvieron tres meses en Akumal, disfrutando al máximo de ese paraíso natural, con hermosas playas y cenotes, y deliciosos mariscos frescos. Luego, se movieron a Mérida, donde estuvieron un mes disfrutando de la herencia maya y la comida yucateca.

Palaya de Akumal en México. Foto: Getty Images.
Palaya de Akumal en México. Foto: Getty Images.

Viajaron a San Miguel de Allende, uno de los destinos más mágicos de México, donde permanecieron por dos meses. Estuvieron otros dos meses en la Ciudad de México y Oaxaca, disfrutando la vida cultural y "llenando nuestro estómago a diario con la mejor comida imaginable".

Si bien el plan inicial era permanecer un periodo largo en un mismo lugar, durante los nueve meses que estuvieron recorriendo México descubrieron que les encantaba moverse por diferentes ciudades y conocer cosas nuevas. Hicieron estancias no tan largas, pero tampoco tan cortas que no les permitieran llevarse la vibra de cada ciudad.

La lista de destinos sigue aumentando

Casi un año después, llegaron finalmente a Ecuador; pasaron seis semanas en Cuenca y seis en Quito. Perú fue el siguiente en la lista, con emocionantes viajes por Huanchaco, Lima, Ica, Cusco y Arequipa; luego Chile, donde recorrieron las ciudades de Reñaca y Santiago durante seis semanas.

Pasaron luego un mes en Mendoza, Argentina, y después se movieron hacia la Patagonia, con planes de continuar hacia Uruguay, Paraguay, Brasil, Bolivia y Colombia, pero ahí comenzó la pandemia de Covid-19.

Luego de cuatro meses y medio atrapados en la Patagonia argentina, tuvieron la suerte de dar con un pasaje a Edimburgo, Escocia. Ahí han hecho finalmente la estancia larga de su plan original, pero esperan con ansias poder retomar lo que les quedó pendiente por América del Sur e inspirar a más personas con su experiencia a que se animen y vean que conocer el mundo puede ser más fácil de lo que creen.

VIDEO | Productos por los que no vale la pena pagar

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente