Cómo el agua puede ayudar a esclarecer lo que le ocurrió a Diana Quer

Que el cuerpo de Diana Quer haya permanecido sumergido durante los 496 días en los que no se ha tenido noticias de ella ayudará a saber qué ocurrió aquel 22 de agosto de 2016 cuando se le perdió la pista. Los expertos coinciden en señalar que el agua ha contribuido a conservar el cuerpo de la joven y que eso facilitará la tarea de extraer datos del mismo en la autopsia.

El cuerpo de Diana Quer ha sido trasladado al Centro de Antropología Forense de Verín, en Orense, donde se le realizará la autopsia. (Foto: EFE/Xoán Rey)

Fue uno de los primeros detalles que trascendió una vez que el presunto asesino de Diana Quer, José Enrique Abuín, alias El Chicle, indicase a los agentes dónde se había escondido el cuerpo de la joven tras acabar con su vida. En un pozo cubierto con una plancha y con dos pesas atadas a su cuerpo para evitar que subiera a la superficie.

El fin de Abuín era el de ocultar la prueba de su crimen, pero lo que no sabía, propablemente, es que el lugar elegido podría ser clave en la acusación contra él y que facilitaría el hallazgo de pruebas por parte de los forenses.

El hecho de que todo este tiempo el cuerpo de Diana Quer haya permanecido sumergido en agua dulce a baja temperatura ha dado como resultado la saponificación del mismo. Esto significa que la grasa corporal, en contacto permanente con el agua, se ha convertido en una suerte de jabón.

Traducido, este proceso lo que hace es detener la putrefacción del cadáver y mantenerlo en un estado de conservación mejor que ayudará en su trabajo a los expertos del Centro de Antropología Forense de Verín, en Orense, donde se llevará acabo la autopsia.

Del informe policial sobre el hallazgo del cuerpo ha trascendido su buen estado de conservación y que aunque no se han hallado en un primer examen signos de violencia, si hay indicios de criminalidad. Ahora es el turno de los forenses, que estudiarán durante días los restos mortales de Diana Quer para leer toda esa información que guardan sobre lo que le ocurrió aquel 22 de agosto.

Una de las grandes incógnitas por resolver es si la joven fue violada, ya que de confirmarse este hecho la pena podría ser la de prisión permanente revisable. Sin embargo, lo que ha ayudado a conservar el cuerpo puede ser perjudicial en este sentido ya que el agua habría podido eliminar cualquier resto biológico de Abuín. La respuesta llegará en unos días, cuando los forenses acaben su examen.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines