La Commonwealth tiene un futuro muy negro tras la muerte de Isabel II

·4 min de lectura

La muerte de Isabel II, tras más de 70 años de reinado en el Reino Unido, ha dejado numerosas incertidumbres en la sociedad británica. Una de las más importantes es qué va a pasar con la Commonwealth, la también conocida como Mancomunidad de Naciones.

Esta organización está compuesta por 54 países, principalmente las antiguas colonias del Imperio Británico, aunque no solo, y tiene como principal objetivo la cooperación internacional en el ámbito político y económico. Aunque la pertenencia a ella no implica sumisión a la Corona británica, lo cierto es que con esta institución Reino Unido ha podido mantener su enorme influencia a nivel global en las últimas décadas.

Reunión de la Commonwealth en 2018. En la imagen, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y la reina Isabel II. (Matt Dunham/Pool via Reuters)
Reunión de la Commonwealth en 2018. En la imagen, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y la reina Isabel II. (Matt Dunham/Pool via Reuters)

La Commonwealth nació en 1926 e Isabel II fue siempre una gran impulsora de ella. Incluso hay todavía 14 países que forman parte de ella que la reconocen como jefa del Estado y ahora deberían hacer lo propio con Carlos III. Son Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Jamaica, Bahamas, Belice, Granada, Papúa Nueva Guinea, Islas Salomón, Tuvalu, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Antigua y Barbuda y San Cristóbal y Nieves.

Sin embargo, el fallecimiento de la monarca puede hacer que el futuro de la institución, al menos como la conocemos hasta ahora, penda de un hilo. El motivo es que varias de las naciones están dispuestas a reconsiderar su presencia en la Mancomunidad, al tiempo que están creciendo las críticas a los errores cometidos por los británicos en la época colonial.

En noviembre de 2021, Barbados se convirtió en república, aunque lo hizo sin salir de la Commonwealth. Así, el país caribeño renunciaba a que Isabel II siguiera siendo su jefa de Estado, pero mantenía los lazos con la comunidad. Ahora, hay otros que pueden seguir su camino. Hasta ahora había un cierto consenso no escrito entre los miembros de esperar a la ausencia de Isabel II para abordar el tema, por lo que se espera que en los próximos meses se reconfigure todo.

Empiezan los referéndums

De momento, Antigua y Barbuda ya ha anunciado un referéndum sobre la monarquía tras la muerte de la monarca y en Jamaica los principales medios de comunicación ya especulan con la conversión del país en república. De hecho, la Constitución obliga a una votación para aceptar al nuevo rey.

Uno de los grandes, como es el caso de Australia, también planea movimientos, aunque no inmediatos. La muerte de Isabel II ha reabierto el debate en el país sobre su posible constitución como república, aunque lo más probable es que el hipotético referendo todavía tarde algunos años en producirse, dando tiempo a la sociedad a adaptarse a la nueva situación. En este sentido, desde junio se ha creado un Ministerio para la Transición a la República, un mensaje claro de cuáles son las intenciones futuras.

Hay muchas dudas sobre el futuro de la Commonwealth bajo el reinado de Carlos III. (Photo by HENRY NICHOLLS/POOL/AFP via Getty Images)
Hay muchas dudas sobre el futuro de la Commonwealth bajo el reinado de Carlos III. (Photo by HENRY NICHOLLS/POOL/AFP via Getty Images)

Cabe recordar que en 1999 ya se produjo una votación sobre la materia en el país y cerca de un 55% de la población votó a favor de mantener todo igual.

La gira por el Caribe en marzo del príncipe William fue un fiasco, ya que constató que en la mayoría de los países que pertenecen a la Commonwealth en esta región había un gran afecto por la reina, pero no así por la institución, lo que llena de incertidumbre el futuro de la Mancomunidad.

Los tiempos están cambiando y en cada vez más lugares se duda de la idoneidad de que la jefatura del Estado recaiga en el rey británico. Sobre todo teniendo en cuenta que naciones como Canadá o Australia son grandes potencias globales y esta potestad es absolutamente simbólica.

Reino Unido tiene mucho interés en que se mantenga la Commonwealth, especialmente ahora, tras consumarse el Brexit, pero lo cierto es que actualmente es una institución en un periodo de reflexión importante, en donde algunos de sus miembros son partidarios de buscar acuerdos más beneficiosos fuera de la institución.

Por tanto, Carlos III enfrenta ahora una patata caliente. Veremos en los próximos meses cómo se van reconfigurando los países y qué deciden, pero la Mancomunidad, tal y como la conocíamos hasta ahora, ya ha empezado a cambiar y probablemente ya nunca volverá a ser lo mismo.

EN VÍDEO I Con este gesto la Reina Isabel II se reconcilió con Diana de Gales

Más historias que te pueden interesar: