Comité del Paro pide al Gobierno explorar la reanudación del diálogo con el ELN

Miles de personas participan en una protesta con motivo del paro nacional, durante el séptimo día de protestas, en Medellín (Colombia). EFE/ Luis Eduardo Noriega

Bogotá, 29 nov (EFE).- El Comité Nacional del Paro, promotor de las protestas contra el presidente colombiano, Iván Duque, agregó a sus peticiones al Gobierno que se explore la posibilidad de retomar los diálogos de paz con la guerrilla del ELN, suspendidos desde el año pasado.

En una carta firmada también por el movimiento Defendamos la Paz y congresistas opositores, los convocantes de las protestas pidieron que la agenda de diálogo con el Gobierno "gire en torno a las propuestas de la sociedad civil y no de la política vigente".

Una de ellas es la "implementación integral del acuerdo final de paz" con las FARC, firmado en 2016 y "que se exploren posibilidades para retomar los diálogos" con el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

El ELN inició en febrero de 2017 en Quito unas negociaciones de paz con el anterior Gobierno colombiano que en mayo de 2018 fueron trasladadas a La Habana, pero al asumir el cargo el 7 de agosto del año pasado, Duque condicionó su continuidad a que ese grupo cese toda actividad criminal y libere a las personas que tiene secuestradas.

Además, luego del ataque terrorista del pasado 17 de enero contra una escuela de la Policía en Bogotá, en el que murieron 22 cadetes, los diálogos quedaron en punto muerto y Duque pidió a Cuba que entregue a los delegados de la guerrilla que se encuentran en La Habana para los diálogos, petición que no ha sido atendida por el Gobierno caribeño.

Es por ello que quienes firmaron la misiva consideran que en las calles "la ciudadanía ha expresado en forma multitudinaria y civilizada" que busca un cambio "que permita contrarrestar la desigualdad social, asegurar el respeto de sus derechos y consolidar la paz".

También criticaron la propuesta de "Conversación Nacional" a la que convocó el mandatario la semana pasada, que ya se inició, porque consideran que ese diálogo no cumple con los requisitos de ser "incluyente, democrático y eficaz".

El origen de la protestas es una huelga nacional que los dirigentes sindicales convocaron para el jueves de la semana pasada con el fin de exigir cambios en la política social y económica del Gobierno y que se convirtió en un movimiento popular.

La carta fue firmada, entre otros, por el ex jefe negociador de paz con las FARC Humberto de la Calle; el alcalde electo de Medellín, Daniel Quintero, y Rudolf Hommes, exministro de Hacienda y exrector de la Universidad de los Andes.

También la suscribieron Rodrigo Londoño, presidente del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), surgido de la antigua guerrilla, y los exministros del Interior Juan Fernando Cristo y de Defensa Rafael Pardo, entre otros.