Comienzan las maniobras militares chinas con fuego real que "bloquean" Taiwán

·5 min de lectura

El Ejército chino ha comenzado este jueves sus maniobras militares con fuego real alrededor de Taiwán, ejercicios que equivalen a un “bloqueo marítimo y aéreo” de Taiwán según el Ministerio de Defensa de la isla.

Las maniobras, que arrancan un día después de la controvertida visita a Taipéi de la presidenta del Legislativo de EEUU, Nancy Pelosi, incluyen el cierre del espacio marítimo y aéreo en seis zonas alrededor de la isla, una de ellas a unos 20 kilómetros de la costa de Kaohsiung, la principal ciudad del sur de Taiwán.

El Ejército chino, dicen en la isla, ha lanzado durante la tarde de este jueves “múltiples misiles guiados tipo Tongfeng hacia aguas al noreste y el suroeste de la isla, tal y como ha recogido la agencia alemana de noticias DPA. Un portavoz del Ministerio de Defensa ha resaltado que los disparos fueron detectados a las 13.56 (hora local, seis horas por delante de la España peninsular) y ha asegurado que los sistemas de defensa fueron activados, al tiempo que ha condenado “esta acción irracional, que socava la paz en la región”.

Según medios taiwaneses, los simulacros chinos han afectado a 18 rutas aéreas internacionales de la isla y más de 900 vuelos se han visto obligados a modificar su ruta.

Horas antes de esta información, el Ministerio de Defensa de Taiwán había denunciado la entrada de 27 aviones militares chinos en la Zona de Identificación de Defensa Aérea (ADIZ) el miércoles, en la misma jornada en que se produjo la visita de Pelosi. Según un comunicado de este departamento, en la incursión participaron cazas J-16, J-11 y SU-30 que “entraron en el área circundante de la República de China (nombre oficial de Taiwán) el 3 de agosto.

Hasta 22 de las aeronaves cruzaron la mediana del Estrecho de Taiwán mientras otras cinco volaron en la parte suroeste de la Zona de Identificación, señala la información oficial.

El martes, Taiwán había denunciado la entrada en su ADIZ de otros 21 aviones chinos entre los que figuraban cazas J-16 y J-11, aviones-radar KJ-500 y aviones de reconocimiento Y-8 e Y-9 y cuya incursión tuvo lugar pocas horas antes del aterrizaje de Pelosi en la isla. En ambas ocasiones, según la agencia oficial CNA, Defensa activó una patrulla aérea de combate, emitió advertencias por radio y desplegó sistemas de defensa por misiles para monitorear los aparatos chinos.

Además, la cartera de Defensa de Taiwán informó hoy de que fuerzas taiwanesas tuvieron que disparar bengalas en dos ocasiones para ahuyentar anoche a un dron militar chino que sobrevolaba las inmediaciones de las islas Kinmen (también conocidas como Quemoy), que, pese a encontrarse a apenas 30 kilómetros de la ciudad suroriental china de Xiamen, están controladas por Taipéi.

En las últimas décadas, estas islas han sido objetivo de bombardeos por parte de China cuando las tensiones entre Taipéi y Pekín alcanzaron las cotas más altas.

“No se echarán atrás”

La cartera de Transporte taiwanesa declaró que los barcos que lleguen a o salgan de Taiwán tendrán que “sortear” las zonas de prácticas y advirtió de que, pese a que los trayectos “solo tomarán unas horas más”, el “impacto acumulado” se notará en el futuro si los ejercicios militares chinos “se prolongan” en el tiempo.

El Ministerio de Defensa de la isla informó que está “vigilando” los alrededores de la isla, vistos estos movimientos, en respuesta a “actividades irracionales” del Ejército chino y que, pese a que no desea “una escalada” de la situación, “no se echará atrás” en lo que respecta a “la seguridad y soberanía” de Taiwán.

A la vez, según medios estatales chinos, un avión estadounidense de reconocimiento RC-135S partió de la isla japonesa de Okinawa, situada a algo más de 600 kilómetros de Taiwán, en dirección a la isla. Por el contrario, el portaviones Ronald Reagan se alejó de Taiwán y se dirigió hacia el noreste, en dirección a Japón, también de acuerdo a medios chinos. No hay confirmación de estos movimientos por parte de Taipei o de Washington.

Una de las primeras reacciones internacionales que se ha conocido es la del alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, quien ha afirmado este jueves que “no hay justificación” para los “agresivos” ejercicios militares de China. Borrell, que llegó anoche a Camboya para la reunión ministerial entre la UE y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), advirtió en Twitter que “no hay justificación para usar una visita como pretexto para una actividad militar agresiva en el estrecho de Taiwán”. “Es normal y rutinario que los legisladores de nuestros países viajen internacionalmente”, recalcó el jefe de la diplomacia europea, quien animó a las partes implicadas en el conflicto a “permanecer tranquilas, mantener el control y actuar con transparencia”.

La polémica ADIZ y los roces que vienen de lejos

La ADIZ no está definida ni regulada por ningún tratado internacional y no equivale al espacio aéreo taiwanés, sino que abarca un área más extensa que incluye áreas de China continental.

El Ministerio taiwanés de Defensa de la isla comenzó a informar de la irrupción de aviones chinos en su ADIZ en 2009.En el último año aumentó el número de incursiones chinas, acciones que han sido condenadas tanto por Taiwán como por Estados Unidos.

Estos movimientos alcanzaron su pico de frecuencia a comienzos de octubre del año pasado, cuando Pekín celebraba el aniversario de la fundación de la República Popular China.

La visita de Pelosi ha irritado profundamente al Gobierno chino, que ha respondido en los últimos días con sanciones económicas además de las maniobras militares que se inician hoy.

China reclama la soberanía sobre la isla y considera a Taiwán una provincia rebelde desde que los nacionalistas del Kuomintang se replegaron allí en 1949, tras perder la guerra civil contra los comunistas.

Taiwán, con quien EEUU no mantiene relaciones oficiales, es uno de los mayores motivos de conflicto entre China y EEUU, debido sobre todo a que Washington es el principal suministrador de armas de la isla y sería su mayor aliado militar en caso de conflicto bélico con el gigante asiático.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

Related...

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente