La oposición argentina se impone en casi todo el país en las elecciones primarias

·4 min de lectura

Fuerte revés para el oficialismo en Argentina. Según los datos escrutados, la coalición opositora Juntos por el Cambio se impone frente al movimiento oficialista Frente de Todos, en casi todas las 23 provincias del país y en la ciudad de Buenos Aires, en las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO). Estas primarias definen a los candidatos al Congreso para los comicios del próximo 14 de noviembre.

Se vislumbra un gran tropiezo para el oficialismo en Argentina. El escrutinio de los votos publicado por las autoridades electorales hasta ahora muestran una victoria para la coalición opositora Juntos por el Cambio en casi todo el país.

En las elecciones primarias para determinar los candidatos al Congreso, de cara a las elecciones del próximo 14 de noviembre, una de las victorias que más resalta para el partido de oposición se produce en la ciudad capital y en la provincia de Buenos Aires, la más poblada de la nación.

Con el 87% de los votos contabilizados en la ciudad y alrededor del 59% en la provincia, Juntos por el Cambio obtiene al menos el 38,2 % del total de sufragios frente al 33,6% del oficialista Frente de Todos.

Se trata de una victoria atípica, pues generalmente el peronismo gana en la provincia más poblada del país, como ocurrió en las pasadas elecciones presidenciales de 2019. Además, su gobernador es del partido oficialista.

Los comicios primarios, en los que la votación es obligatoria, son una prueba de fuego para el Gobierno del presidente Alberto Fernández. En las próximas votaciones están en juego 127 escaños de la Cámara de Diputados de un total de 257; así como 24 escaños de los 72 que conforman el Senado.

El expresidente, Mauricio Macri, celebró los resultados de su movimiento político. “Mañana Argentina vuelve a tener una sonrisa dibujada porque hay futuro”, aseguró.

Por su parte, el actual mandatario reconoció la derrota. "Hay una demanda que no hemos satisfecho y a partir de mañana vamos a ocuparnos de prestarle atención y resolver los problemas", apuntó Alberto Fernández.

El oficialismo podría perder la mayoría en el Senado

Si la tendencia de votación en estas elecciones primarias se mantiene en los comicios para renovar el Congreso, en dos meses, la bancada kirchnerista perdería la mayoría en el Senado, lo que dificultaría la aprobación de sus proyectos de ley.

La prensa local resalta que, según las proyecciones, la coalición gobernante perdería seis escaños de los 15 que pone en juego en los comicios de noviembre. Es decir, que quedaría con 35 legisladores.

Se trata de dos senadores menos de los 37 necesarios, la mitad más uno, para garantizar la aprobación de las leyes.

Así, el movimiento que respalda al presiente Alberto Fernández en la Cámara Alta perdería el quórum que ostenta desde diciembre de 2019. Actualmente tiene 41 puestos en este cuerpo legislativo.

En contraste, los opositores de Juntos por el Cambio renuevan 9 senadores y con estos resultados ganarían 5 escaños más, por lo que podría obtener un total de 31.

Habrá que esperar si estas tendencias se mantienen, pero el aumento de respaldo para la oposición, a dos meses de los comicios, es contundente.

En ese caso, la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, tendría que acudir a dos posibles aliados para mantener el quórum: la misionera Magdalena Solari Quintana, del Frente de la Concordia, y Alberto Weretilneck, el exgobernador de Juntos Somos Río Negro, destacan los medios locales.

Un termómetro para la Administración de Alberto Fernández

Esta es la primera votación que se realiza desde que el mandatario asumió el Ejecutivo. El resultado es un termómetro de cuánto los ha golpeado la crisis económica, el aumento de la pobreza al 42% y el más reciente escándalo que se desató en contra de Fernández por la celebración de un cumpleaños en medio de la cuarentena del Covid-19.

Muchos votantes expresaron sentirse defraudados por los principales partidos políticos, durante una jornada de votación que transcurrió con tranquilidad y bajo protocolos de bioseguridad. Las dificultades financieras han perjudicado el apoyo público al Gobierno, a pesar de las señales recientes de recuperación económica y la caída de los contagios de Covid-19.

"Hay un gran descontento entre la gente (...) Aparte de la pandemia, la situación económica es compleja y los salarios se están reduciendo", señaló después de votar en Buenos Aires, Patricia Coscarello, una trabajadora administrativa de 52 años.

En medio de este panorama, el Gobierno también enfrenta un desafío por su control en la Cámara Baja, donde tiene una pequeña ventaja de unos cinco escaños sobre el principal partido de oposición.

Así, todas las fuerzas políticas desean ampliar su representación en el Congreso para perfilarse mejor ante las votaciones presidenciales de 2023.

Con EFE y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente