Comienza en Skopje la vacunación masiva en pleno apogeo de la tercera ola

Agencia EFE
·3 min de lectura

Skopje, 31 mar (EFE).- Macedonia del Norte comenzó este miércoles con enorme retraso la vacunación masiva de la población, en un momento en el que la pandemia está descontrolada y se calcula que en torno a uno de cada tres habitantes de la capital, Skopje, tiene ya anticuerpos.

En los últimos meses, solo unos 9.000 trabajadores de la salud habían sido inoculados con la vacuna rusa Sputnik V, viales principalmente donados por la vecina Serbia, a los que se han sumado recientemente 3.000 dosis enviadas desde Rusia.

Con la llegada de 20.000 dosis de AstraZeneca a través del mecanismo internacional COVAX, la campaña ha podido arrancar este miércoles de forma generalizada.

Desde primeras horas de la mañana los centros de salud de todo el país y los puntos de vacunación montados en algunos pabellones deportivos están acogiendo a mayores de 77 años, así como a ciudadanos con enfermedades crónicas.

El ministro de Sanidad, Venko Filipche, anunció el martes que los ciudadanos menores de 60 años no recibirán la vacuna AstraZeneca mientras no se aclaren los problemas que han surgido con este preparado.

Hoy mismo se confirmó un primer caso de trombosis en una mujer de 28 años que había sido vacunada en Serbia. Según indicó Filipche, la paciente está hospitalizada pero en buen estado.

"Me han puesto la inyección. Todo bien por ahora. Espero ver a muchos de nosotros haciendo esto", dijo a Efe Mirjana Nikolovska (78) al salir del centro de salud local en el municipio de Karposh de Skopje.

Con dos millones de habitantes, esta primera partida no supone un gran avance, pero el Gobierno del socialdemócrata Zoran Zaev está en trámite de comprar 200.000 dosis de la vacuna china Sinopharm y otras 100.000 de Sputnik V.

El mayor contrato se firmó con la farmacéutica Pfizer/BioNTech, por un total de 800.000 dosis, pero debido a que la entrega se retrasa, el Gobierno decidió cerrar nuevos acuerdos con China y Rusia.

Filipche anunció que en abril se espera la llegada de las 200.000 vacunas chinas, 75.000 del sistema Covax y 25.000 dosis de la Unión Europea, lo que permitirá pinchar a entre 7.000 y 10.000 personas al día.

Desde el estallido de la pandemia hace un año, se han confirmado 130.000 casos de COVID-19, y más de 3.700 muertes.

Según un estudio del Centro de Inmunología de Skopje, basado en muestras de sangre, alrededor del 31% de los ciudadanos de la capital macedonia ya tienen anticuerpos de COVID-19.

Después de un invierno relativamente tranquilo, Macedonia del Norte comenzó a sufrir un fuerte aumento de contagios en el último mes, sobre todo a raíz de la fuerte propagación de la variante británica, presente en casi el 80% de los casos nuevos.

Los hospitales están ocupadas en un 50 % por pacientes y algunos centros privados firmaron acuerdos con el Estado para ofrecer capacidades disponibles.

No obstante, unos 10.000 macedonios acogieron con alivio la invitación del Gobierno de Belgrado de vacunar a ciudadanos de algunos países vecinos y aprovecharon el fin de semana para cruzar a Serbia, uno de los líderes mundiales en porcentaje de población vacunada.

La tercera ola de la pandemia ha podido propagarse a pesar de las medidas restrictivas que ha aplicado el país, con un toque de queda entre las diez de la noche y las cinco de la mañana; el cierre de la restauración a las nueve y los colegios sin abrir desde el otoño, con excepción de los primeros grados de la enseñanza primaria.

Ivan Blazhevski

(c) Agencia EFE