Comienza la restauración de miles de volúmenes de la espléndida biblioteca de la abadía de Melk

La espléndida biblioteca de la abadía de Melk, en Austria, es Patrimonio Mundial de la UNESCO, un tesoro único de 100 000 volúmenes, de los cuales 1 800 son manuscritos.

Pero insectos, humedad y luz solar han dañado la colección. Debajo de la biblioteca, en la planta baja, se está preparando todo para poder perservarla según explica Peter Griebaum, director de la obra de restauración de la Abadía de Melk:

"Se instalará un sistema de estanterías giratorias, en el suelo se puede ver una construcción de acero, vigas de acero que soportan las estanterías giratorias."

Unos metros más allá, se está ampliando la cámara de manuscritos históricos para poder guardar, proteger y consultar mejor los más preciados, que datan del año 900.

El herbolario Hieronimus Bock de Estrasburgo, del siglo XVI, ya está siendo restaurado, cada página tiene que ser cosida de nuevo. y luego hay que completar las partes que faltan de las cubiertas del libro.

"Este libro está encuadernado con de piel de cerdo, que es uno de los materiales más duraderos, porque la piel de cerdo es gruesa y firme, sin embargo con el paso de los siglos se roza y aparecen imperfecciones, eso es lo que reparamos." - dice la restauradora Bettina Dräxler.

Cada año, bajo su dirección, se limpian unos 10 000 volúmenes, que se cotejan con la lista del inventario y se examinan en busca de deterioro. Harán falta once años y doce millones de euros para que la biblioteca de la abadía de Melk llegue con todo su esplendor a las generaciones futuras.