Comienza el miércoles en Italia "maxi juicio" contra centenas de mafiosos

Alexandria SAGE
·3 min de lectura

Cientos de presuntos miembros de la temida "'Ndrangheta calabresa", la más poderosa de las mafias italianas, serán juzgados a partir del miércoles, en el marco de un "maxi juicio" que debería durar más de dos años.

Trescientos cincuenta y cinco acusados -entre ellos dirigentes políticos, agentes de policía y hombres de negocios-, 900 testigos y 400 abogados serán escuchados en un recinto especialmente preparado para acoger este juicio fuera de lo normal, el más importante de los últimos tres decenios, en el corazón de Calabria, la más pobre de las regiones italianas, gangrenada por la mafia.

Cincuenta y ocho testigos de cargo aceptaron romper la omerta, la ley del silencio, para revelar los secretos del clan Mancuso y de sus asociados.

En una reciente audiencia preliminar, se necesitaron no menos de tres horas para leer los nombres de los acusados, entre los que se destaca Luigi Mancuso, que ya pasó casi veinte años en prisión, pero también decenas de otros mafiosos dotados de apodos dignos de una película de Hollywood.

Este juicio también se interpreta como una demostración de fuerza del Estado en el corazón del territorio de la "'Ndrangheta", que controla los flujos de cocaína en todo Europa.

En el centro de los debates estará el fiscal antimafia más famoso de la península, Nicola Gratteri, que vive bajo escolta policial desde hace más de treinta años.

Este calabrés, de 62 años, jugó fútbol de niño con muchos de los que luego puso tras las rejas. Su vida es una lucha para aniquilar "esta +'Ndrangheta+ asfixiante".

Por sus proporciones, este proceso sólo fue superado por el primer maxi juicio de 1986-1987 en Palermo contra la Cosa Nostra siciliana, al final del cual 338 acusados fueron condenados.

Los jueces Giovanni Falcone y Paolo Borsellino fueron luego asesinados por la mafia.

El nuevo juicio, más limitado, se dirige contra una de las numerosas familias de la "'Ndrangheta", cuyos tentáculos cubren el mundo entero.

Pero según Federico Varese, profesor de Criminología en la universidad de Oxford, no deja de ser significativo por el número de miembros de la clase política, de empresarios y de funcionarios que ayudan a la mafia a funcionar.

- La "'Ndrangheta" arraigada en la sociedad -

"Esto demuestra que fuera de la organización criminal hay una parte de la sociedad que es cómplice y ayuda", explicó a la AFP. "Es chocante ver que un grupo criminal está tan arraigado en una región, que haya que llevar ante la justicia a cientos de personas. Este juicio demuestra hasta qué punto la +'Ndrangheta+ está profundamente arraigada en la sociedad", agregó.

Entre los acusados se encuentra Giancarlo Pittelli, un abogado de renombre y exsenador del partido Forza Italia de Silvio Berlusconi, sospechoso de haber actuado como intermediario entre la "'Ndrangheta" y la política, las finanzas y las instituciones.

La mayoría de los acusados fueron detenidos durante incursiones policiales en diciembre de 2019 en Italia, Alemania, Suiza y Bulgaria. La gama de delitos que se les imputan es amplia: asociación mafiosa, asesinato e intento de asesinato, tráfico de drogas, usura, abuso de poder, encubrimiento y blanqueo de dinero.

El asesinato de Filippo Gangitano, abatido por su propio primo a causa de su homosexualidad, es particularmente escalofriante.

"Este tipo de comportamiento (homosexual) no puede existir en el seno de la +'Ndrangheta+", habían dicho los jefes de la "Ndrangheta" al asesino que, desde entonces, se convirtió en testigo de cargo para la fiscalía.

El cuerpo fue enterrado en un lugar donde luego se construyó una carretera.

Según la fiscalía, estos juicios se justifican por la estrecha interrelación de muchos casos, aunque los abogados de la defensa consideran que, en esas condiciones, es difícil garantizar un juicio justo y equitativo a cada acusado.

"Si el proceso no desemboca en numerosas condenas, será considerado un fracaso", estima por su parte Nicola Lo Torto, uno de los abogados de la defensa, en una entrevista con la AFP.

La "'Ndrangheta" no desaparecerá, ni siquiera en caso de un juicio exitoso (con numerosas condenas). "Se puede enviar a mafiosos a la cárcel, pero si no se arrancan las raíces que originan su existencia, simplemente se reproducirán", advierte Federico Varese.

ams/ar/glr/mab/zm