Comienza la huelga de pediatras y médicos de Familia en Madrid

Más 4 000 médicos de Familia y 700 pediatras salen a las calles de Madrid este lunes para exigir que la atención primaria vuelva al mismo nivel que existía antes de la pandemia.

Estas protestas surgen tras las negociaciones fallidas del viernes entre la Consejería de Sanidad y el Comité de Huelga, en las que, según el sindicato médico Amyts, ni tan siquiera hubo un pequeño acercamiento entre las partes.

Algunos sanitarios denuncian largas listas de espera para los pacientes. Este es el caso de Carmen, una doctora de Leganés que afirma que la primera cita presencial que hay disponible desde el viernes pasado es para el 9 de diciembre.

Otros, como Alberto Cotillas, médico de familia en Parla, afirman que tienen que lidiar con la ansiedad de tener que terminar rápido para poder pasar al siguiente.

Las principales demandas de los profesionales sanitarios son: mejoras en los horarios, aumentos salariales para atraer profesionales a esta especialidad, y reducir la burocracia a la hora de designarlos.

Javier Huertas, especialista en medicina familiar y comunitaria en Madrid, afirma: "Hoy pedimos dignidad para atender a la población. Menos de diez minutos por paciente. No podemos seguir trabajando como si fuéramos tornillos".

Las protestas iniciadas en Madrid se han extendido por toda España. Cantabria es otra comunidad que también ha comenzado la huelga y este miércoles, la comunidad de Andalucía tiene previsto empezar movilizaciones.

En Asturias ya se están planteando salir a las calles y otras comunidades, como Navarra, Extremadura, Valencia, País Vasco y Aragón, también están tanteando qué hacer, ya que reconocen la falta de recursos humanos y materiales en la atención primaria.