Comidas a un euro y atención psicológica gratis: las ayudas de Francia para los universitarios

Carmen Rengel
·.
·2 min de lectura
Emmanuel Macron, hablando a los estudiantes de la Universidad París-Sarclay. (Photo: ASSOCIATED PRESS)
Emmanuel Macron, hablando a los estudiantes de la Universidad París-Sarclay. (Photo: ASSOCIATED PRESS)

La crisis del coronavirus ha golpeado de lleno a los estudiantes universitarios. Se han visto expulsados de las aulas, obligados a tomar clases de forma virtual, se han quedado sin laboratorios, videotecas o bibliotecas, lo que lleva a un aislamiento que complica su formación. Tampoco tienen ya esos bares y cafés en los que sacarse un dinero para salir adelante, porque están cerrados.

Pasa en todo el mundo occidental, pero en Francia ha cuajado hasta en manifestaciones. Por eso, el presidente Emmanuel Macron ha lanzado un paquete de promesas concretas para ayudar a este colectivo, que van del reparto de comidas y cenas por un euro a un plan de apoyo psicológico gratuito, pasando por el retorno a las clases presenciales, al menos, un día por semana.

“Un estudiante debería tener los mismos derechos que un trabajador, que en caso de necesidad pueda ir al menos un día por semana a clase siempre y cuando no se supere el 20 por ciento de capacidad del aula”, señaló Macron durante una visita y una posterior charla con los estudiantes de la Universidad de París-Saclay.

El presidente galo manifestó esta postura el día después de que los estudiantes universitarios protestaran por las calles de Francia por su situación de aislamiento y precariedad al no poder asistir a clase desde el confinamiento anunciado en octubre para frenar la pandemia.

En la reunión, anunció que a partir del 1 de febrero “todos los estudiantes que lo necesiten” podrán acceder a un llamado “cheque psicológico” que les permitirá consultar con especialistas “sin avanzar los pagos”.

Macron también aprovechó la ocasión para anunciar que, a partir de finales de mes, todos los estudiantes tendrán derecho a comer por un euro en el restaurante de la universidad dos veces al día debido a qu...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.