El comercio entre la UE y Colombia y Perú cayó con el TLC y subió con Centroamérica

El estancamiento del comercio fue especialmente patente el año pasado, cuando el crecimiento se limitó a un 1,3 %. EFE/Archivo

Bruselas, 9 nov (EFE).- El comercio bilateral entre la Unión Europea y Colombia y Perú cayó un 23,5 % y un 11 %, respectivamente, desde que se empezó a aplicar su tratado de libre comercio (TLC), mientras que con Centroamérica aumentó desde el inicio de su acuerdo de asociación, informó hoy la Comisión Europea (CE).

El Ejecutivo comunitario publicó un informe sobre los progresos de sus últimos tratados comerciales en vigor.

Por lo que se refiere a Colombia y Perú -cuyo segundo y tercer mayor socio comercial, respectivamente, es la UE-, el comercio bilateral cayó desde la entrada en vigor provisional del TLC debido, principalmente, a la desaceleración económica en América Latina y a la caída de los precios de las materias primas en el mercado global, lo cual ha afectado las exportaciones de ambos países, indicó la CE.

En cualquier caso, señaló que el TLC tuvo un "efecto estabilizador" en la caída del comercio de esos dos países andinos con el mundo en el mismo periodo, de un 30 % para Colombia y un 18 % para Perú, aproximadamente.

Las exportaciones europeas a Colombia, por su parte, aumentaron un 18 % durante los dos primeros años de aplicación del tratado, pero cayeron un 17 % en 2016 debido a la escasa demanda, mientras que las importaciones colombianas a la UE cayeron un 37,5 % desde que entró en vigor el TLC.

En cuanto a Perú, en comparación con 2012, las exportaciones comunitarias bajaron un 4 %, mientras que las importaciones también cayeron un 4 % a finales de 2016.

En cambio, pese al "modesto" desarrollo general del comercio, las exportaciones agrícolas de la UE subieron "significativamente" en ambos mercados, un 82 % con Colombia y un 73 % con Perú.

Las importaciones agrícolas a la UE de Colombia aumentaron un 33 % (un 45 % en el caso del café) y un 19 % las de Perú (un 120 % las frutas, un 30 % los pescados y moluscos y un 226 % el cacao).

En el mismo periodo, cayeron las importaciones de materias primas y minerales de estos dos países.

Por lo que se refiere al acuerdo de asociación entre la UE y seis países de América Central (Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador y Guatemala), en vigencia provisional desde 2013, el comercio entre las partes ha aumentado, según el informe.

Las exportaciones europeas crecieron un 22 %, mientras que las importaciones desde cinco de esos países subieron un 18,3 %.

La única excepción fue Costa Rica, que "sufrió" la reubicación en Asia de su anterior mayor exportador de componentes informáticos, lo que provocó una caída de un 94 % en las exportaciones de estos productos en 2015.

Sus exportaciones a la UE bajaron hasta un 40 % ese año y también arrastraron al total de flujos comerciales entre el bloque comunitario y América Central a una tasa negativa del 0,78 %.

El principal destino de las exportaciones europeas a Centroamérica es Costa Rica (25 %), seguida de Panamá (24 %) y Guatemala (22 %).

En lo que respecta a las cuotas de productos a las que se imponen aranceles más bajos, tanto Colombia como Perú las utilizaron para el azúcar, y el segundo además para el maíz dulce y el ajo, cada vez más frecuentemente.

En cambio, su uso ha sido "extremadamente bajo" para productos como las exportaciones de queso colombianas (sólo el 7,9 % del total) y peruanas (4,3 %).

América Central, por su parte, sólo utilizó sus cuotas para el azúcar y el ron.

En ese acuerdo, a la UE se le concedieron cuotas para cuatro productos, pero su uso ha sido bajo: del 26 % para los jamones curados, del 14 % para la leche en polvo, del 44 % para los quesos y sólo del 4,9 % para la carne de cerdo procesada.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines