El comercio exterior chino se dispara en 2021 en medio de la recuperación global

·4 min de lectura

Pekín, 14 ene (EFE).- Los intercambios comerciales de China con el resto del mundo aumentaron un 21,4 % en 2021 confirmando el sólido momento exportador de la "fábrica del mundo", que a la vez afronta el reto de conjugar sus duras medidas anti-covid con la recuperación del consumo.

Según los datos publicados hoy por la Administración General de Aduanas, el comercio exterior chino alcanzó una cifra récord de 39,1 billones de yuanes (6,14 billones de dólares o 5,36 billones de euros) en 2021.

Asimismo, las estadísticas oficiales denominadas en yuanes muestran que las exportaciones chinas crecieron un 21,2 % interanual durante el pasado año, hasta los 21,73 billones de yuanes (3,41 billones de dólares, 2,98 billones de euros), gracias a una mayor demanda del extranjero dada la recuperación económica global, la cual está siendo volátil y desigual, según algunos expertos.

Por otra parte, las importaciones chinas aumentaron un 21,5 % interanual en 2021, hasta los 17,37 billones de yuanes (2,73 millones de dólares o 2,38 billones de euros.

Así pues, el superávit comercial de China fue de 4,36 billones de yuanes (685.470 millones de dólares, 597.582 millones de euros) en 2021, lo que supone un 16,22 % más respecto a los datos de 2020.

En el mes de diciembre, el comercio internacional chino se amplió un 16,7 % interanual, y sumó 3,7 billones de yuanes (581.770 millones de dólares o 506.963 millones de euros).

Durante ese mismo mes las exportaciones subieron un 17,3 % y las importaciones, un 16 %.

MÁS INTERCAMBIOS CON TODOS SUS SOCIOS

En el desglose por regiones, los intercambios comerciales con la Unión Europea (UE) se incrementaron un 19,1 % interanual en 2021 frente al 5,3 % de aumento interanual registrado en 2020, mientras que aquellos con Estados Unidos se elevaron un 20,2 % en 2021. En 2020, el aumento había sido del 8,8 % interanual respecto al año anterior.

Por su parte, con el principal socio comercial de China, la Asociación de Nacional del Sudeste Asiático (Asean), crecieron en un 19,7 %.

Los intercambios con Latinoamérica aumentaron un 31,6 % en 2021, según las estadísticas.

En 2021 China aumentó en un 77,1 % la exportación de tierras raras, esenciales para fabricar dispositivos electrónicos, como móviles y ordenadores.

El país asiático también exportó más automóviles (104,6 %), acero (67,9 %), aluminio (38,7 %), fertilizantes (61,4 %), productos electrónicos (20,4 %), juguetes (28,6 %), productos derivados del plástico (20,5 %) o ropa (15,6 %).

En cuanto a las importaciones, destacaron los aumentos de los alimentos (39,1 %), gas natural (56,3 %), petróleo (34,4 %), carbón (64,1 %), semiconductores (18,2 %), circuitos integrados (15,4 %) y otros productos de alta tecnología (14,7 %).

LOS ANALISTAS APUNTAN A UNA BAJADA EN 2022

Según el portavoz de Aduanas, Li Kuiwen, los datos de 2021 demuestran que China ha estado "a la vanguardia del desarrollo económico y en la respuesta a la pandemia a nivel mundial".

"Queda demostrado con este rápido crecimiento en el comercio exterior, que registró un volumen récord y un progreso constante en la calidad", dijo Li.

De acuerdo con el analista Tommy Wu, de la firma Oxford Economics, el incremento de las exportaciones fue "excepcionalmente fuerte" en 2021, pero se desacelerará en 2022.

"El aumento fue relativamente modesto durante el segundo semestre en comparación con el primero. Los nuevos pedidos son débiles, la demanda extranjera también se está debilitando respecto al año pasado. Es de esperar que 2022 no sea tan fuerte", comentó.

El economista destaca que la variante ómicron del coronavirus supone un gran desafío para el país asiático teniendo en cuenta las duras medidas que aplica contra la covid.

"No esperamos grandes interrupciones en la producción manufacturera o en las exportaciones en su conjunto. Lo que sí preocupa es la debilidad del consumo, algo que podría afectar a las importaciones, que se mantendrían moderadas en el primer semestre de este año", agrega Wu.

Con todo, los datos confirman el buen momento exportador chino pese a que el consumo no acabe de despuntar en el país asiático, a lo que hay que sumar las últimas regulaciones en campos como la tecnología y la educativa o la crisis inmobiliaria.

China dará a conocer el próximo lunes los datos del producto interior bruto (PIB) de 2021. Según el Banco Mundial (BM), la economía china crecerá un 8 % en 2021 y un 5,1 % en 2022.

En su último informe, el BM recomendó a China dirigir el crecimiento de la demanda externa a la doméstica, de la inversión tradicional -como en infraestructuras- al consumo, del Estado al sector privado y de una economía basada en el consumo de carbón a una baja en emisiones contaminantes.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente