Los colegios belgas preparan una vuelta de alumnos a prueba de coronavirus

Bruselas, 17 may (EFE).- Los centros educativos se preparan en Bélgica para reiniciar las clases el próximo lunes, aunque no todos los alumnos volverán a la vez debido a las estrictas medidas planteadas por el Consejo de Seguridad Nacional para prevenir que los menores se contagien de la COVID-19.

En el colegio Sagrado Corazón de Ganshoren, en Bruselas, solo volverán a la escuela los alumnos de segundo y sexto de secundaria, así como los de sexto de primaria, que estarán repartidos en grupos de 8 niños por aula y deberán guardar la distancia de seguridad tanto en clase como en el recreo.

El director del centro, Jean-Marc Zocastello, explicó a Efe que dentro de las instalaciones escolares "será obligatorio llevar mascarilla, habrá que mantener una distancia social de al menos 1,5 metros y será necesario lavarse frecuentemente las manos con gel hidroalcohólico".

"Hemos redistribuido todo el mobiliario de manera que hay un máximo de 8 alumnos por clase y que el profesor pueda mantener con ellos una distancia social suficiente", subrayó Zocastello, en cuyo centro también se han colocado flechas en el suelo para que los alumnos circulen sin cruzarse y se han organizado los recreos en distintos horarios.

Durante estos descansos los alumnos podrán hablar pero no jugar con pelotas y otros objetos, y cuando vuelvan al interior del centro deberán hacerlo en fila india, manteniendo la distancia de seguridad entre ellos.

Zocastello confesó sus reticencias iniciales a reabrir la escuela porque consideraba que iba a plantear "muchos problemas".

"De hecho, es como si hubiéramos reorganizado una vuelta al cole como la del mes de septiembre", añadió el profesor, para quien esta reapertura ha significado "mucho trabajo".

"No podría haberse abierto para todos los alumnos, hubiese sido imposible", confesó.

El único aspecto positivo del regreso a las aulas es, según Zocastello, el "contacto social y pedagógico entre los alumnos y los profesores", aunque éste sea manteniendo cierta distancia.

"Es positivo, sobre todo, para aquellos que van a comenzar estudios universitarios el próximo año, ya que ahora podrán situarse y refrescar las materias en función de lo que vayan a estudiar el año que viene", subrayó.

Zocastello confirmó que solo 3 de los 75 alumnos en el curso preuniversitario no acudirán al colegio, ya que al tener padres que trabajan en hospitales prefieren quedarse en casa para prevenir posibles contagios.

Estos alumnos seguirán las clases telemáticamente, una modalidad que resulta "mucho más complicada" para los alumnos de primaria, en palabras del profesor, que es consciente de que la situación entre familias "varía mucho".

Hasta el momento, Bélgica ha contabilizado unos 55.000 contagiados por coronavirus entre sus casi 11 millones y medio de habitantes y ha superado las 9.000 muertes.

Cabe destacar que entorno al 40 % de los fallecidos son casos sospechosos de coronavirus que no fueron diagnosticados mediante test.

(c) Agencia EFE