FOTOS I Jugar solos dentro de urnas: la medida drástica de un colegio de Tailandia para evitar contagios

La pandemia de coronavirus ha cambiado radicalmente la forma de relacionarse de las sociedades. El contacto entre personas ha quedado muy reducido y se impone el distanciamiento social y el uso de mascarillas y geles hidroalcohólicos para evitar la propagación del virus.

Esta situación ha llegado también a las escuelas, lugares muy sensibles a la expansión de la enfermedad, ya que suelen concentrarse muchos niños en aulas pequeñas. En Tailandia, uno de los países en los que hace tiempo que se ha producido la vuelta escolar, han ideado distintos mecanismos para frenar a la Covid-19.

Uno de los principales son las urnas de plástico que permiten que el estudiante mantenga la distancia y pueda acudir de forma segura al colegio. En una escuela de Bangkok, estos dispositivos están presentes en todas las actividades: desde asistir a clase hasta jugar individualmente en el interior de ellas. Una actividad esta última que garantiza que no haya contagios, pero que también fomenta el aislamiento social y acaba con cualquier tipo de interacción con los compañeros, tan necesaria a estas edades.

Más allá de las urnas, también se han instalado lavabos en los pasillos para que los niños mantengan la higiene y se han pintado en el suelo señales que limitan el espacio de cada uno de ellos. Pese a que las autoridades ya permiten relajar las medidas restrictivas, esta escuela de la capital prefiere seguir con ellas por seguridad.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente