El cohete que transportaba el satélite español Ingenio se desvía de la trayectoria y la misión se pierde

Agencia EFE
·2 min de lectura

Madrid, 17 nov (EFE).- El cohete Vega de la Agencia Espacial Europea (ESA) que transportaba el satélite español Ingenio y el francés Taranis se ha desviado de la trayectoria prevista solo ocho minutos después del despegue, según los últimos datos de la ESA.

Una desviación que ha supuesto la pérdida de esta misión, que tenía previsto poner en órbita el satélite español Ingenio para la observación de la Tierra, considerado como uno de los hitos de la industria aeroespacial española, que ha liderado su construcción y que se iba a encargar durante los próximos años tanto del control de la misión como de las comunicaciones y del procesamiento de todos los datos que tenía que proporcionar.

En su última comunicación sobre este incidente, la Agencia Espacial Europea ha comunicado que ocho minutos después del despegue y tras el primer encendido del motor se identificó una desviación de la trayectoria “lo que supuso la pérdida de la misión”.

El satélite español Ingenio de observación de la Tierra despegó este martes desde el puerto espacial de Kurú, en la Guayana Francesa, a las 02:52 horas peninsular (01:52 GMT).

Lo hizo junto al satélite francés Taranis. Estaba previsto que Ingenio se separará del lanzador 54 minutos después del despegue y Taranis lo hiciese 1,42 horas tras el lanzamiento.

Sus "ojos" seríán capaces de obtener imágenes detalladas y de alta resolución, lo que servirá para la cartografía, la vigilancia del uso del suelo, el desarrollo urbano y la gestión de agua: gracias a su capacidad de apuntar a los dos lados, la misión podría acceder a cualquier lugar de la Tierra en un plazo de tres días.

Airbus Defence & Space España ha liderado un consorcio en el que han participado las industrias españolas Sener, Thales Alenia Space España, Indra, Iberespacio, HV Sistemas, GMV, Deimos Space, Crisa y GTD. La mayoría de los componentes se diseñaron y desarrollaron en España. El coste de la misión superó los 200 millones de euros -incluyendo el lanzamiento-.

Ingenio, que acumulaba varios retrasos, formaba parte del Programa Nacional de Observación de la Tierra por Satélite (PNOTS) junto con el satélite radar PAZ, puesto en órbita en 2018 y dedicado principalmente a defensa. Estaba ideado que ambos se complementasen.

EN VÍDEO | Descubren que la Luna se arruga como una pasa

Otras historias que te pueden interesar: