Un cocodrilo gigante le bloquea el paso y consigue que se aparte

La mera visión de un enorme cocodrilo sería más que suficiente para espantar a cualquiera. Pero si eres un exsoldado y piloto de helicópteros que lleva años dedicándose a trabajar con animales salvajes, es posible que cuando uno de estos reptiles se cruce en tu camino puedas apartarlo como si se tratase de una amable mascota.

Matt Wright es una estrella de la televisión australiana que acostumbra a sorprender a sus seguidores con su peculiar relación con los animales más peligrosos. En un vídeo que ya roza el millón de reproducciones, ha mostrado su encuentro con un cocodrilo de agua salada de unos 4 metros, en el que consigue espantarlo únicamente con un pequeño palo.

Al comienzo de las imágenes, se ve a Wright acercándose a su oponente e intentando hacerlo retroceder moviendo en el aire su gorra, pero este apenas se inmuta. El presentador australiano no se da por vencido, y vuelve a la carga con un palo. Al esgrimirlo frente a sus poderosas mandíbulas, el depredador comienza a retroceder.

“¡Vete de aquí, tío! ¡Vete! ¡Fuera de aquí!”, grita Wright, manteniéndose calmado en todo momento. Finalmente, el cocodrilo decide apartarse y dirigirse hacia el agua, mientras el australiano le acompaña hablándole con voz firme. Incluso, cuando ya está a punto de zambullirse, le da dos toques amistosos en la cola con el palo y le dice “buen chico”.

El reptil que protagoniza la escena se llama Otis y vive en la laguna que aparece en la imagen. Es un viejo conocido del especialista en fauna animal y ya han tenido encontronazos de este estilo en otras ocasiones.

La escena tiene lugar en la laguna Sweets, dentro del Territorio del Norte australiano, una de las zonas menos pobladas del continente y conocida por su fauna salvaje. “Sé inteligente. Cuando visites el Territorio del Norte, observa todas las señales con atención. No te metas en situaciones en las que pueda haber cocodrilos”, declaró Matt Wright al periódico Daily Mail.

Wright cuenta en su biografía que comenzó trabajando como portador de caballos, soldado del ejército australiano y recolector de huevos de cocodrilos, una dedicación atípica que le introdujo en el contacto con especies peligrosas. En su historial, también tiene experiencia como piloto de helicóptero, guía turístico y lo que llama “reubicador de vida silvestre”

El australiano, con cientos de miles de seguidores en redes sociales, saltó a la fama con el programa de National Geographic “Outback Wrangler”, en el que rastrea, captura y transporta animales como cocodrilos, búfalos salvajes u osos polares, que se encuentran en zonas en las que resultan una amenaza para los humanos.

“Conozco muy bien a estas criaturas y tengo la experiencia y el entrenamiento para trabajar con reptiles peligrosos", dijo Wright al Daily Mail, aunque reconoció: “Trabajo con estos cocodrilos a diario, pero incluso Otis, de 16 pies de largo, me asusta”.