Los coches nuevos empiezan a saber demasiado de ti y eso es un problema para tu intimidad

·4 min de lectura

Los coches modernos cada vez parecen más un smartphone con ruedas y motor. Y eso significa que recolectan gran cantidad de datos sobre nuestros gustos y nuestras conductas. En 2021 deberías tener claro que el coche que conduces dice más de ti de lo que crees.

En las últimas décadas, la tecnología ha proporcionado a los conductores mejoras notables en materia de seguridad y comodidad, pero también ha convertido los coches en máquinas de recopilar datos. Los propietarios de los coches no siempre tienen claro qué información se recoge y dónde va a parar.

El interior de un coche Tesla (Photo by Sjoerd van der Wal/Getty Images)
El interior de un coche Tesla (Photo by Sjoerd van der Wal/Getty Images)

Eso es un desastre potencial para la privacidad. Como explicó a Mashable Jon Callas, director de proyectos tecnológicos de la Electric Frontier Foundation, los coches más nuevos -y los Tesla en particular- son en muchos sentidos como teléfonos inteligentes que simplemente tienen ruedas. Suelen tener WiFi, vienen con más de cien CPUs y tienen Bluetooth integrado. En otras palabras, están muy lejos de los automóviles de hace 20 años.

Si tu coche sabe a dónde vas y cuánto tiempo te quedas allí, al igual que tu teléfono móvil, también sabe hipotéticamente si vas a la iglesia, si asistes a Alcohólicos Anónimos o si has hecho un viaje reciente a una clínica de fertilidad. Y, dependiendo de las funciones que hayas habilitado, puede que no se guarde esa información para sí mismo. Pero eso es sólo la punta del iceberg.

Qué datos recoge tu coche

Para entender hasta qué punto los coches se han informatizado, vale la pena considerar una acción aparentemente sencilla que realizan los conductores cada vez que se ponen al volante: poner el intermitente.

"Las cosas que antes se hacían con cables, ahora se hacen a través de esta red [interna del coche]", explica Callas. "Así, uno pulsa los intermitentes y antes había un interruptor y luego la electricidad iba a una luz, pero ahora un mensaje va por la red del coche".

La fuerza con la que frenas o aceleras, cuándo enciendes las luces, si enciendes los limpiaparabrisas, cuándo abres la puerta del conductor... todo ello son ahora puntos de datos digitales en un perfil tuyo como conductor.

"Todas estas cosas son, al menos en teoría, susceptibles de ser registradas", advierte Callas. "Y hay un puerto al que se puede conectar algo -y hay mucho hardware y software que se puede conectar al coche y obtener todo tipo de información telemétrica sobre el funcionamiento del coche- y al igual que hay gente que piratea sus ordenadores hay gente que piratea sus coches".

Las compañías de seguros compran estos datos

De hecho, hay toda una industria que se dedica a controlar, registrar, analizar y rentabilizar este tipo de datos. Denominada telemática, el consumidor medio puede conocerla como la tecnología que utilizan las compañías de seguros para ofrecer descuentos por buen conductor.

La compañía de seguros Progressive llama a su programa de seguimiento de conductores Snapshot. El programa de Allstate se llama Drivewise. Farmers Insurance llamó a su versión -que viene en forma de aplicación con acceso a los datos de localización de los conductores- Signal.

La telemática (o un sistema telemático) es un método utilizado para recopilar información sobre tu kilometraje y tus hábitos de conducción, se puede leer en la web de Allstate. "Los datos telemáticos suelen ser capturados por una aplicación móvil o un pequeño dispositivo telemático proporcionado por tu compañía de seguros".

Cambridge Mobile Telematics, una empresa de telemática de Massachusetts, fabrica tanto un sensor físico diseñado para ser instalado en los coches como una app móvil.

"Nuestros sensores de alta frecuencia pueden identificar la distracción del teléfono, clasificar a los conductores o pasajeros, reconocer el exceso de velocidad y las frenadas bruscas, todo ello sin necesidad de una instalación complicada", explica Cambridge Mobile Telematics en su página web.

Amazon utiliza una aplicación llamada Mentor para rastrear el comportamiento de los conductores, según una historia de CNBC de principios de este año. En 2019, Business Insider informó que la app se utilizaba para rastrear cosas como "si [los conductores de reparto] están usando el cinturón de seguridad mientras su vehículo se mueve a más de 10 kilómetros hora y registrar cuántas veces la furgoneta da marcha atrás más de 4 metros". 

Con la legislación actual en Europa, que prácticamente obliga a todo el mundo a comprarse un coche en los próximos años para que cumpla con los estrictos requisitos medioambientales, parece que todos vamos de cabeza a ser espiados. A menos que alguien apruebe una legislación que nos proteja.

Más noticias que te pueden interesar:

VIDEO | Un hábito muy común que hace que el coche gaste más gasolina

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente