El cobro de las becas se acelera, ya la han recibido un 50% más de estudiantes que en 2021

Imagen de ilustración de una alumna en un instituto.
Imagen de ilustración de una alumna en un instituto.

Imagen de ilustración de una alumna en un instituto.

El Ministerio de Educación ha tramitado y pagado más de 656.794 becas al término de este año, lo que supone un aumento del 50% sobre el curso anterior, en el que se gestionaron 436.830 a igual periodo.

Esto ha sido posible gracias, en parte, al adelanto de cuatro meses de la convocatoria. Más de 1,36 millones de alumnos y alumnas de todo el país han solicitado este año una beca, 136.000 más que en 2021.

Para poder atender al mayor número posible de estudiantes, el Gobierno ha ido incrementando año a año el presupuesto destinado a becas –con una cifra récord de 2.548 millones en los Presupuestos Generales del Estado de 2023– y se estima que en la convocatoria 2022-2023 se invertirán 2.416,3 millones.

De ellos, el Ministerio de Educación y Formación Profesional ha transferido ya 1.084,7 millones de euros a los estudiantes beneficiarios de estas ayudas, aproximadamente el 45% del presupuesto total.

Esta cantidad récord incluye los 400 millones inyectados por el Ejecutivo de manera extraordinaria para proporcionar, ante la situación de incertidumbre generada por la guerra en Ucrania, una ayuda complementaria de 100 euros al mes entre septiembre y diciembre de 2022 a todos los becarios, explica una nota ministerial.

Desde 2018, el Gobierno ha introducido numerosos cambios en la convocatoria de becas para garantizar que estas llegan a los estudiantes que más las necesitan, devolverles su carácter de derecho subjetivo y evitar así que ningún alumno o alumna abandone sus estudios por motivos económicos.

Junto al mencionado incremento del presupuesto, que desde 2018 ha aumentado más de 1.000 millones de euros, se han modificado además los umbrales de renta, elevado varias cuantías, modificado requisitos académicos...
Cambios realizados para que la obtención de estas ayudas dependa, fundamentalmente, de la situación económica de los estudiantes.

Todo esto ha permitido aumentar, por un lado, el número de becarios (cerca de 900.000 en la última convocatoria) y, por otro, el importe de las becas que reciben, especialmente aquellos con los niveles de renta más bajos.

En esta línea, el Real Decreto que regulará la próxima convocatoria, en el que actualmente trabajan los Ministerios de Educación y Universidades, incluye como principal novedad la subida en la cuantía de la beca de residencia para estudios postobligatorios.

Esta pasará de 1.600 euros a 2.500 euros con el objetivo de facilitar que los jóvenes, especialmente a aquellos que viven en municipios rurales, puedan cursar sus estudios en una localidad distinta.

Más información