¿Se puede cobrar un décimo roto, perdido o robado?

Imagen de archivo del bombo de la Lotería de Navidad.
Imagen de archivo del bombo de la Lotería de Navidad.

Imagen de archivo del bombo de la Lotería de Navidad.

A todos nos ha pasado: elegimos un número y depositamos todas nuestras esperanzas en él. ¿Y si... por fin somos uno de los agraciados y nos toca ‘El Gordo’ de la Lotería de Navidad? Pero a esa ilusión que acompaña a la gran mayoría cada 22 de diciembre, también suele irle parejo mil dudas. ¿Podré cobrar mi premio si se me ha roto el décimo? ¿Y qué pasa si lo pierdo y está agraciado con alguna suma? ¿Y si me lo roban?

Primer caso: nos roban el décimo o extraviamos el décimo. Si nos sucede esto la forma de proceder es la habitual: hay que poner una denuncia en la Guardia Civil o Policía Nacional.  Eso sí: antes de hacerlo tenemos que tener el máximo de información posible sobre nuestro décimo: número de serie, la fracción, el lugar en el que lo compramos... En este caso, la denuncia se debe notificar a la Asesoría Jurídica de Loterías y Apuestas del Estado, impidiendo de esa manera que, de resultar premiado, otra persona cobre su importe. Si te conceden la paralización del premio, se tendría que remitir una copia de la denuncia y de la resolución judicial a la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado.

Segundo caso: nuestro décimo está roto. Si te pasa esto, toca ponerse manos a la obra si lo tienes en tu posesión, porque hay que reunir todos y cada uno de los trozos y asegurarnos de que el número de barras no está dañado y se puede leer bien. Si ese es el caso, no suele haber ningún problema para cobrar en mano hasta 2.500 euros en caso de resultar ganador. Cualquier local de Loterías y Apuestas del Estado tiene a disposición del cliente una Solicitud de Pago de Premios que podrás rellenar en caso de tener algún problema con el décimo roto. Eso sí: hay que esperar la respuesta mientras Loterías y Apuestas del Estado remite tu décimo a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, para determinar si se trata o no de un plagio.

¿Qué podemos hacer para estar lo más cubiertos posibles ante estos potenciales escenarios? Hacer siempre, siempre una fotocopia del décimo. Si lo compartes, que cada persona que haya contribuido firme la fotocopia por detrás.

¡Suerte a todos!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR