El sistema del CNI para que no se filtre el Consejo de Ministros

Consejo (Photo: Moncloa)

España se enfrenta a una pandemia sanitaria, pero también afronta unos durísimos retos económicos y tecnológicos. Se viven situaciones inéditas en nuestra democracia, como que las reuniones del Consejo de Ministros sean vía telemática.

El pasado martes ya se celebró el primer Consejo de Ministros virtual, en el que se aprobó un paquete económico y social, con una moratoria de las hipotecas y una inyección de 200.000 millones de euros. Hoy tiene lugar una segunda reunión de este tipo del Gobierno de coalición y se han extremado las medidas de seguridad.

Presencialmente en La Moncloa sólo están el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a los ministros que son considerados en el estado de alarma “autoridades competentes”: Salvador Illa (Sanidad), Fernando Grande-Marlaska (Interior), Margarita Robles (Defensa) y José Luis Ábalos (Transportes, Movilidad y Agenda Urbana), así como la ministra de Hacienda y portavoz, María Jesús Montero. El resto del Ejecutivo lo hace por videoconferencia.

Estos seis miembros del Gobierno se reúnen en las instalaciones del Departamento de Seguridad Nacional, conocido como el búnker de Moncloa, situado en el mismo complejo residencial en las afueras de Madrid.

En este encuentro virtual estarán conectados todos los ministros a excepción, según Moncloa, de la vicepresidenta, Carmen Calvo, y las titulares de Igualdad, Irene Montero, y Política Territorial, Carolina Darias. Estas dos últimas dieron positivo en la prueba de coronavirus y están en sus domicilios, en tanto que la primera está ingresada en la clínica Ruber de Madrid por una infección respiratoria, aunque no se ha hecho público todavía el resultado.

Una de las mayores preocupaciones que existe en el Gobierno es que no se filtren las deliberaciones del Consejo de Ministros, que deben ser secretas por ley. Además, en unos días en los que se han detectado intentos de hackers en diferentes administraciones e, incluso, la Policía ha alertado de virus que intenta infectar los sistemas informáticos de los hospitales mediante el envío de mails a miles de profesionales sanitarios.

“Líneas y mallas verificadas”

Por ello, el propio Centro Nacional de Inteligencia (CNI) está haciendo un exhaustivo seguimiento y, según fuentes de La Moncloa, para garantizar la seguridad del Consejo se va a aplicar un sistema preciso: la videoconferencia estará asegurada “mediante líneas y mallas, estrictamente verificadas por el CNI, la autoridad nacional de seguridad”.

El debate debe quedarse dentro de esas paredes y no puede filtrarse por ley. Todo ellos después de que se haya conocido que la discusión dentro del seno del Gobierno es profunda durante estas semanas y se han producido fricciones entre diferentes miembros del PSOE y de Unidas Podemos.

Sanchez (Photo: Moncloa)

 

El CNI está tomando todas las precauciones en unos días muy complejos y en los que se están adoptando medidas en el país que nunca había vivido la población, como el confinamiento. Con un contexto global marcado por la pandemia que se extiende por todo el mundo, en el que son clave los servicios de inteligencia.

Supone un reto mayúsculo además para el Centro, que también ha vivido recientemente cambios internos. Después de la investidura en enero, el Gobierno de coalición nombró como directora a Paz Esteban, la primera mujer en ocupar este puesto y que goza de la total confianza de la ministra de Defensa, Margarita Robles. Con la llegada del PSOE al poder este órgano pasó de nuevo a depender de este Ministerio y no de la Vicepresidencia como en la época de Mariano Rajoy.

El discreto CNI también ha saltado a la batalla política en los últimos días al blindar el Gobierno la presencia del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en la comisión que controla al Centro a través de una modificación de la ley sobre el Centro Nacional en el decreto de medidas urgentes contra el coronavirus -hasta ahora sólo se permitía que hubiera un vicepresidente-. Esto ha provocado fuertes críticas por parte del PP y de Vox.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

15 cosas que no sabías de Fernando Simón

El mensaje de un médico español desde la ‘zona cero’ italiana: “Por favor, aprended de los errores de Italia”

España registra 514 fallecimientos en las últimas 24 horas y se acerca a los 40.000 contagios

Sánchez llega al Congreso y, atentos a la persona que está al fondo a la izquierda: el popular Teodoro García con guantes para evitar el contagio.
Los populares llegan juntos, pero no revueltos: mantienen la distancia de seguridad como tienen que hacer ante la actual crisis.
De uno en uno e incluso con guantes: así ha sido la llegada de los pocos diputados que han ido al Congreso
Cero contacto: los diputados tienen que mantener la distancia de seguridad
Las mascarillas, protagonistas incuestionables de la pandemia, también han estado presentes en el Congreso.
Un diputado consulta su móvil con guantes

Congres

Hay caras que lo dicen todo: la de Illa en el Congreso este miércoles era de preocupación.
Otra imagen para la historia: entre intervención e intervención, se limpia y desinfecta al completo la tribuna.
'Kit' para acudir al Congreso en tiempos del coronavirus

Congreso

El Congreso, semivacío.

Congreso

Las manos enguantadas de Teodoro García-Egea.

Congreso

Un gel, fundamental estos días se esté donde se esté.

Congreso

Así de solo estaba el Ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Congreso

García-Egea aplaude enguantado.

Love HuffPost? Become a founding member of HuffPost Plus today.

This article originally appeared on HuffPost.