¿Te acuerdas del ‘calvo’ de lotería de Navidad? Pues no tuvo tanta suerte como vendía

Anuncio de la Lotería de Navidad
Anuncio de la Lotería de Navidad

Si hay una persona ligada a la Lotería de Navidad en España es Clive Arrindell. Quizá su nombre no te suene mucho porque durante años fue conocido como “el calvo de la lotería”.

Desde 1998 a 2005 este simpático señor nacido en Trinidad y Tobago, con cara de serio y que jamás pronunció una sola palabra llevó a las casas de España la ilusión por la Lotería de Navidad.

En 2006, Arrindell dejó de ser el calvo de la Lotería y pasó a hacer teatro y a tener papeles pequeños y esporádicos en series como The Crown, de Netflix. En una entrevista con LOC, el actor británico explicó que fue al casting de casualidad y se percató de que era el único calvo de los aspirantes.

“Me había rapado la cabeza para un trabajo que hacía en el teatro y era el único calvo en las pruebas, así que destacaba”, afirmó el actor. En 2020, Arrindell volvió a salir tras 15 años sin hacerlo y se le pudo ver en una pantalla del mítico anuncio de ese año, donde se hacía un repaso de la historia del sorteo.

Pero su vida no fue precisamente como uno de esos anuncios de Lotería en los que participaba. El hombre perdió hace unos años a sus padres, ambos con 90 años, y le costó mucho superar la pérdida. Más dura aún fue la muerte a los 30 años de dos de sobrinos: “Mis padres murieron con más de 90 años, pero las tragedias de mis sobrinos han sido terribles”.

Según contó The Guardian, gracias a Arrindell las ventas de décimos llegaron a crecer un 11% de media en España cada año y, según el diario AS, ganaba con el anuncio 120.000 euros.

En 2019, el actor británico apareció, algo más mayor, en un capítulo de la serie The Crown. En el capítulo 6 de la 1ª temporada, Gelignite, Clive Arrindell interpreta al propietario de un periódico. Muestra una imagen muy diferente a la habitual, ya que aparece con pelo.

La última vez que se vio en España al calvo de la Lotería fue en un anuncio de Pescanova en 2019 donde aparecía camuflado entre la gente para repartir bigotes similares a los de las gambas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

VÍDEO | El choque cultural de una turista norteamericana al ver lo que se vende en el Mercadona