Los clientes de este restaurante se salvan milagrosamente de morir aplastados por un vehículo que se precipitó por un terraplén

Un despiste al volante puede tener consecuencias fatales. Ejemplo de ello es este aparatoso accidente provocado por un conductor al que el móvil le jugó una mala pasada. El joven de 29 años intentaba coger una llamada cuando perdió el control de su vehículo, que cayó por un terraplén y se incrustó contra el tejado de un restaurante. El suceso tuvo lugar en el municipio extremeño de Collado de la Vera, situado en la provincia de Cáceres.

Los clientes del restaurante todavía no se creen la suerte que tuvieron, puesto que el coche quedó a pocos metros de la terraza donde multitud de personas estaban comiendo en ese momento. “No ha matado a la gente que había debajo comiendo de milagro”, afirmaba uno de los testigos.

En las imágenes, grabadas con el móvil por uno de los allí presentes, se aprecia la magnitud del suceso que afortunadamente no terminó en tragedia. El conductor era un varón, de 29 años, natural de un municipio vecino. Según los testigos, al ver lo que había sucedido, hizo el amago de huir del lugar, pero su carrera fue de pocos metros puesto que se había dañado una pierna por el golpe. De hecho, algunas personas tuvieron que ayudarle a salir del coche porque no podía hacerlo por sus propios medios.

Una vez más, se demuestra que el uso indebido del teléfono móvil al volante puede provocar una auténtica desgracia en cuestión de segundos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente