Un millón de dólares para quien ayude a encontrarla: la desaparición de una niña en Australia paraliza a todo el país

·4 min de lectura

La desaparición de la pequeña Cleo Smith, de 4 años, el pasado sábado tiene en vilo a todo un país, Australia. Sin pistas de las que tirar ni sospechosos, las autoridades han anunciado la recompensa de un millón de dólares australianos (643.469,65 euros) para quien proporcione una pista fiable de cuál es el paradero de la niña, que desapareció en mitad de la noche de la tienda de campaña en la que se encontraba junto a su madre, la pareja de esta y su hermana pequeña en el campamento Blowholes al norte de Carnarvon en Australia Occidental. 

Australia anuncia una recompensa de un millón de dólares para quien proporcione una pista fiable en el caso de la despariciónde Cleo Smith, de cuatro años. (Foto: Western Australia Police Force)
Australia anuncia una recompensa de un millón de dólares para quien proporcione una pista fiable en el caso de la despariciónde Cleo Smith, de cuatro años. (Foto: Western Australia Police Force)

El anuncio de la recompensa lo ha hecho el primer ministro de Australia Occidental, Mark McGowan, según informa The New Zealand Herald. Seis días después de la desaparición de la niña, la investigación parece estancada y las autoridades agotan todas las opciones en lo que consideran una carrera contra el tiempo para encontrar a Cleo Smith.

“Es una situación triste y muy difícil. Naturalmente, nuestro pensamiento esta con todos los involucrados, especialmente con la familia y amigos de Cleo. Nos hemos asegurado que hemos proporcionado todos los recursos que la policía ha solicitado en relación con este caso”, ha declarado McGowan, que confía en que la recompensa ayude a dar con la niña. 

“Insto a cualquiera que tenga algún conocimiento de la ubicación de Cleo, por favor, proporcione esa información a la policía y asegúrese de que podamos brindar cierta certeza e información a los seres queridos de Cleo. Y, con suerte, traer a Cleo de regreso sana y salva”, ha declarado.

La decisión de tomar esta medida ha sido bien recibida por el subcomisionado de policía Col Blanch, que considera que se trata de “un paso significativo hacia el establecimiento de encontrar dónde está Cleo”. Blanch ha pedido a la comunidad ayuda en la investigación y que cualquiera que haya visto algo o tenga cualquier pista se ponga en contacto con la policía por teléfono o yendo a una comisaría. “Alguien en nuestra comunidad sabe lo que le sucedió a Cleo. Alguien tiene el conocimiento que puede ayudar. Ahora hay un millón de razones por las que debes presentarte”, ha sentenciado.

Un equipo de 100 personas compuesto por policías, reservas del Ejército y voluntarios trabaja en un operativo de búsqueda que recorre “tierra, mar y aire”. El superintendente detective Rod Wilde ha asegurado que “tienen la esperanza de que encontremos a Cleo con vida. Pero tenemos grandes temores por su seguridad. La información que hemos recibido, no hemos podido localizarla, imaginamos que la localizaríamos dada la cantidad de recursos y la búsqueda detallada que se está realizando, eso nos lleva a creer que la sacaron [del campamento]”.

Los encargados de la investigación trabajan con varias líneas e hipótesis abiertas sin descartar prácticamente ninguna de las posibilidades. La única que ha sido descartada es la teoría de que la niña se pudiese haber marchado por su propio pie debido a su edad y a la altura de la cremallera que cerraba la entrada a su habitación en la tienda de campaña, un modelo que cuenta con varios espacios diferenciados.

Según han contado diversos medios australianos, la última vez que la niña fue vista por su familia se encontraba en el habitáculo que hacía las veces de dormitorio para ella y su hermana menor, Isla. Cleo se despertó a la una y media de la madrugada y pidió agua. Su madre, Ellie Smith, se la dio y se volvió a dormir. A las seis de la mañana, cuando se despertó, vio que la cremallera que cerraba la parte de la tienda donde dormían las niñas estaba abierta casi por completo y que Cleo no estaba. También había desaparecido su saco de dormir. Inmediatamente comenzaron a buscarla por la tienda y por toda el área. Al no dar con ella fue cuando llamaron a la policía.

Desde que comenzó la investigador se ha rastreado toda la zona, se ha hablado con campistas, vecinos, delincuentes sexuales registrados y recabado toda la información posible. Pero sigue sin haber rastro de la niña ni ninguna pista o sospechoso. También se están intentando recopilar todas las imágenes posibles de las cámaras de seguridad por si en las grabaciones pudiera haber alguna de Cleo.

“Es una carrera contra el tiempo. Solo estamos tratando de encontrar respuestas”, ha declarado el inspector Jon Munday. A medida que pasan los días sin noticias de Cleo crece el pesimismo sobre el desenlace del caso.

EN VÍDEO | Niña de 3 años cae en el hueco entre el tren y el andén

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente