Las claves y lugares que la NASA estudia para establecer la primera base en la Luna

·4 min de lectura
Recreación artística de lo que podría llegar a ser la primera base humana en la Luna | NASA/JPL
Recreación artística de lo que podría llegar a ser la primera base humana en la Luna | NASA/JPL

Después de más de medio siglo sin presencia humana en la Luna, el programa Artemisa se ha fijado como principal objetivo colocar a dos astronautas en la superficie de nuestro satélite para el año 2025, uno de estos astronautas además se convertirá en la primera mujer en pisar la Luna. La arquitectura de la misión es compleja e implica el lanzamiento del gran cohete SLS que llevará al espacio a la nave espacial Orión y finalizará con el módulo lunar de SpaceX, bautizado como Moonship. Por supuesto, son muchos los elementos que aún quedan por resolver en estos próximos tres años, pero algunos de los puntos clave de Artemisa ya se encuentran sobre la mesa, incluyendo las áreas de aterrizaje y los elementos necesarios para establecer la primera base de nuestra vuelta a la Luna.

Se llamará “Campamento Base Artemisa” (Artemis Base Camp) y en los elementos principales de su nacimiento serán un “hábitat capaz de albergar hasta a cuatro humanos a la vez, un rover no presurizado para transportar astronautas con traje por las cercanías del campamento y otro rover presurizado que permitiría desplazamientos de larga duración y lejos de la base”.

La nave espacial Orión de la NASA está lista para su viaje a la Luna | Imagen NASA/JPL
La nave espacial Orión de la NASA está lista para su viaje a la Luna | Imagen NASA/JPL

Una base de este calibre requiere una gran cantidad de infraestructura que incluye telecomunicaciones, protección contra la radiación, sistemas de gestión de residuos, una buena logística de aprovisionamiento y almacenamiento, por no hablar de los requisitos más básicos como oxígeno, agua o energía. Precisamente el mejor acceso a estos elementos vitales resultará decisivo en la elección del área de aterrizaje y de la posterior base. Por todo ello, durante los últimos años los responsables de la misión Artemisa han estado estudiando diferentes lugares de interés en la Luna y, aunque aún no se ha hecho oficial la localización exacta, todo apunta a que será el Polo Sur lunar.

Las misiones Apolo aterrizaron en el célebre Mare Tranquilitatis, una extensa llanura situada cerca del ecuador de la Luna. Aterrizar ahora en el Polo Sur, y sobre todo cerca de un cráter de impacto como es el cráter Shackletonsupone un panorama completamente diferente y es el primer aliciente de la nueva misión… aunque no es el único.

El cráter Shackleton y los dos sitios de iluminación casi permanente (001 y 004). El sitio 001 se encuentra en la cresta de Gerlache-Shackleton. SP marca el lugar del polo sur (ETHZ\LPI\Valentin T. Bickel and David A. Kring).
El cráter Shackleton y los dos sitios de iluminación casi permanente (001 y 004). El sitio 001 se encuentra en la cresta de Gerlache-Shackleton. SP marca el lugar del polo sur (ETHZ\LPI\Valentin T. Bickel and David A. Kring).

Comencemos por lo más simple: necesitamos energía y debemos tener en cuenta que, al igual que la Luna posee lugares donde nunca llega el Sol, hay otras iluminadas permanentemente; áreas que proporcionan un acceso a la indispensable luz solar y que serán muy disputadas en un futuro no muy lejano. El borde del cráter Shackleton se encuentra por encima de los 1700 metros de altitud y posee un sitio (el denominado Sitio 004) que cuenta con una iluminación solar media del 85% o superior. No muy lejos de allí, y localizado a 1900 metros de altitud entre el Shackleton y el de Gerlache, se encuentra el denominado Sitio 001 que cuenta con una iluminación media del 89%, lo que le convierte en la zona más iluminada de todo el polo sur.

Otro de los aspectos básicos serán las telecomunicaciones. Instalar un campamento base en la Luna requiere de una buena comunicación con la Tierra y, tal y como recuerda el astrofísico y divulgador Daniel Marín, “existen partes del polo sur, situadas en la cara oculta o en las que la tiera se pone en ocasiones bajo el horizonte local, que requieren el uso de satélites retransmisores”. ¿Qué lugares del polo sur son más favorables? Sobre todo para una primera misión tripulada el favorito vuelve a ser el borde del cráter Shackleton.

Un tercer elemento indispensable será el agua y, por supuesto, el polo sur vuelve a colocarse como una región apetecible en este aspecto. Shackleton también cuenta con reservas de hielo de agua que existen bajo el regolito, sobre todo en las zonas que se encuentran permanentemente en la sombra. De este modo, y ya sea por el claro interés en estudiar y explorar una nueva zona diferente a las misiones Apolo, o por los tres elementos clave para energía, telecomunicaciones o reservas de agua, todo apunta a que la localización de la primera base humana en la Luna será en el polo sur, concretamente en el cráter Shackleton.

Más noticias e historias interesantes sobre la Luna en Yahoo:

Referencias científicas y más información:

Leonard David “Where will NASA set up its moon base?” Space.com

Daniel Marín “¿En qué zona de la Luna tendrá lugar el primer paseo espacial del programa Artemisa?” Eureka, Naukas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente