Las claves del 4-M

Antonio Ruiz Valdivia
·Jefe de Política de 'El HuffPost'
·2 min de lectura
Ayuso presenta un avión (Photo: FERNANDO VILLAR/ EFE)
Ayuso presenta un avión (Photo: FERNANDO VILLAR/ EFE)

Madrid, en plena vorágine electoral. Los partidos y los candidatos están volcados en unas elecciones trascendentales, que van mucho más allá de las fronteras de esta comunidad. El 4-M es una gigantesca contienda, con sus peculiaridades, que determinará parte del futuro de las formaciones. Estas son las claves.

Ayuso, favorita. La carrera por la Presidencia de Madrid tiene a la candidata del PP como la mejor situada en todas las encuestas, que vaticinan una victoria amplísima. Pero no llega en ninguno de los sondeos a su máximo deseo: la mayoría absoluta (que a partir de estas elecciones está en 69 escaños en la Asamblea Madrileña.

En la mayoría de las encuestas, a Ayuso le haría falta Vox para poder alcanzar la cifra necesaria para la investidura. No obstante, todavía hay partido y el sondeo preelectoral del CIS ha vaticinado un empate a 68 en número de escaños entre la derecha (PP y Vox) y las izquierdas (PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos).

El factor 20.000 votos y la movilización. Se avecina una lucha entre bloques muy reñida, por lo que en el PSOE entienden que la victoria se decantará simplemente por uno o dos escaños. Los cálculos que se han hecho es que 20.000 votos pueden hacer cambiar finalmente la balanza. La participación, por lo tanto, será clave para la izquierda, cuyos barrios y municipios más afines en el sur suelen tener cotas más bajas que los feudos de la derecha, como el distrito de Salamanca.

Según la encuesta del CIS, esta participación será muy alta. El 75,2% de los encuestados indica que “con toda seguridad” irá el 4-M a las urnas, un índice de récord. Hay que tener en cuenta que en las autonómicas de 2019 fue del 68,8%, en tanto que en las generales de noviembre de ese año el porcentaje se si...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.