La clasificación de Fernando Alonso refleja la urgencia de Alpine

·3 min de lectura
Fernando Alonso ha finalizado undécimo en la clasificación del GP de Miami (Photo by Doug Murray/Icon Sportswire via Getty Images)
Fernando Alonso ha finalizado undécimo en la clasificación del GP de Miami (Photo by Doug Murray/Icon Sportswire via Getty Images)

Fernando Alonso se ha quedado a las puertas de poder sumar una nueva Q3 a bordo del Alpine en la clasificación del GP de Miami. No obstante, al asturiano le han faltado 32 milésimas que le han separado del objetivo. Una distancia mínima que se explica con dos razones: se ha encontrado a Carlos Sainz en su vuelta cronometrada y, sobre todo, al equipo francés se le atragantan las zonas reviradas. Algo que si se mira el calendario más cercano es un problema importante.

El Alpine se está demostrando ser un monoplaza con un ritmo muy prometedor en circuitos donde predominan las largas rectas. Por ello en Miami se las prometían felices con la recta trasera de 1'2 km donde podían exprimir su motor. Sin embargo, en el sector dos, con curvas más lentas, se ha visto a Alonso rectificar en varias ocasiones buscando el vértice. El coche es mucho más nervioso en esa zona y prueba de ello es el accidente de los Libres 3 de Ocon en el mismo sitio que le ha dejado sin opciones a competir en la clasificación.

El dos veces campeón del mundo ha acabado muy frustrado y enfadado porque sí que es cierto que encontrarse tráfico en esa zona tan estrecha arruina muchas opciones. Pero en esta ocasión Sainz ha hecho lo que debía y, viendo la cámara on board, difícilmente el madrileño podía haber hecho más. Sin embargo, Alonso no estaría muy de acuerdo con esto: "Veníamos con seis décimas por debajo y el Ferrari ha estado en medio todo el segundo sector. Cuatro décimas perdidas por tráfico es algo inaceptable".

Sin querer entrar en polémicas que no llevan a ningún lado, lo cierto es que Alpine tiene un problema en zonas con curvas lentas y pierden todo lo ganado por potencia. El segundo sector es lo que les hace perder el tiempo. Es algo que necesitan mejorar y ya no para la carrera en Miami, sino para el futuro más cercano. Los próximos Grandes Premios se disputan en Barcelona y Mónaco, dos trazados donde predomina la aerodinámica por encima del motor. Si Alpine no encuentra la clave vienen dos carreras donde les tocará ir a remolque. Incluso Bakú podría suponer un problema, pero en este caso la eterna recta de meta juega a su favor.

Llegan circuitos donde el punto débil de los franceses está más expuestos y lo peor es que por culpa de la fiabilidad no se han aprovechado oportunidades como la de Jeddah o la de Australia para sumar puntos valiosos de cara al campeonato y la lucha tan apretada de la zona media. Si no se suma pronto, equipos como McLaren, Mercedes o Alpha Tauri van metiendo terreno de por medio. De momento, en la carrera de Miami ya salen a remontar, pero si no mejoran el chasis este tipo de clasificaciones pueden ser similares o quién sabe si incluso peores.

VÍDEO | La reacción de Carlos Sainz durante la remontada del Madrid

Otras historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente