Siete civiles mueren en un ataque a una localidad de Lugansk, según las autoridades prorrusas

·2 min de lectura

Moscú, 20 sep (EFE).- Siete civiles, entre ellos tres niños, murieron hoy como consecuencia de un bombardeo ucraniano contra la localidad de Krasnorichenske, en la región ucraniana de Lugansk controlada por las milicias prorrusas.

"A consecuencia del fuego de la artillería de las formaciones armadas de Ucrania contra la localidad de Krasnorichenske murieron siete civiles, tres de ellos niños", informaron las autoridades prorrusas de Lugansk.

El "embajador" en Rusia de esta región separatista, Rodión Miroshnik, denunció que el Ejército ucraniano intensificó los ataques contra esta región tras el anuncio la víspera sobre un referéndum para la adhesión de Lugansk y Donetsk a Rusia.

"Vemos una intensificación después de que fuese anunciada la exigencia de celebrar un referéndum", afirmó a la televisión rusa.

Según el representante prorruso, Ucrania y Occidente temen la posibilidad del ingreso jurídico de la autoproclamada república popular de Lugansk a Rusia.

"Todos comprenden que, cuando esto suceda, Ucrania y Occidente no podrán arrancar esta parte", dijo.

Miroshnik indicó que el proceso ya ha sido puesto en marcha y "en estos momentos las repúblicas populares de Lugansk y Donetsk ya están coordinando los aspectos organizativos.

"Pienso que ahora arrancarán consultas muy serias entre las repúblicas y Rusia", dijo.

Aseguró no tener dudas respecto a los resultados del referéndum, pero "todavía necesitamos una decisión positiva por parte de Rusia y el consiguiente conjunto de acciones que conducirá a que los Estados independientes de Lugansk y Donetsk pasen a ser repúblicas dentro de la Federación Rusa".

El vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia, Dmitri Medvédev, defendió esta iniciativa, que calificó de necesaria.

"Los referéndum en el Donbás son de gran importancia no solo para la protección sistemática de los habitantes de las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk y otros territorios liberados, sino para el restablecimiento de la justicia histórica", afirmó en su canal de Telegram.

Según el expresidente ruso, los referéndum en el Donbás "cambian totalmente el vector de desarrollo de Rusia para las próximas décadas".

"Y no solo el de nuestro país", añadió, al señalar que tras la adhesión de estos territorios a Rusia, "las transformaciones geopolíticas a nivel mundial se tornarán irreversibles".

Medvédev alertó que "una invasión contra el territorio de Rusia es un delito, y su comisión permite el uso de todas las fuerzas de autodefensa".

"Tras la reforma constitucional ningún futuro dirigente de Rusia, ningún funcionario podrá dar vuelta atrás a estas decisiones", añadió, al señalar que "justo por ello en Kiev y en Occidente temen tanto estos referéndums. Justo por ello es necesario llevarlos a cabo".

(c) Agencia EFE