Ciudadanos de Shanghái se ven obligados a rebuscar entre la basura para encontrar comida puesto que los supermercados continúan cerrados

A pesar de que las libertades parecen volver poco a poco a ciudades como Shanghái, lo cierto es que, durante los dos últimos meses, sus 25 millones de habitantes lo han pasado mal debido al férreo confinamiento al que han sido sometidos para bajar la incidencia del covid hasta los cero casos. En este tiempo, la mayor parte de supermercados echaron el cierre y los vecinos se quedaron sin comida desde muy pronto. A través de la red se han visto imágenes de todo tipo, desde gente intentando subirse a los camiones que transportaban alimentos y bebidas para hacerse con algo que poder llevarse a la boca hasta personas rebuscando entre los cubos de la basura para encontrar algo de alimento, aunque fuera en mal estado.

Ejemplo de ello son estos residentes que habitan en un bloque de edificios de clase media y a los que se les ve desesperados por encontrar algo de fruta o verdura, alimentos básicos a los que muy pocas personas han tenido acceso durante las últimas semanas. Muchos ciudadanos sospechaban que los funcionarios del gobierno local acumulaban los suministros extraídos de las casas de las personas contagiadas por motivos de seguridad y los vendían posteriormente a un precio desorbitado.

De hecho, hubo grupos de personas que se desplazaron hasta la oficina local del gobierno chino para comprobarlo. Allí descubrieron que los funcionarios atesoraban los denominados ‘suministros de alimentos de socorro’ y los vendían a importes que nada tenían que ver con los precios reales de mercado.

Otros optaron por salir a la calle de noche cargados con ollas y sartenes, realizando una especie de cacerolada para tratar de llamar la atención de las autoridades y conseguir así algo de comida. Aprovechaban este momento porque era cuando los agentes de seguridad que se encargan de custodiar la ciudad, hacer tests masivos y comprobar concienzudamente el pasaporte covid estaban durmiendo y también porque en la oscuridad, los dispositivos de reconocimiento facial no son tan efectivos como durante el día.

Shanghái tiene previsto levantar el confinamiento estricto a mediados de semana, aunque muchos ciudadanos todavía no saben si pueden salir de sus complejos residenciales, gran parte del transporte público continúa suspendido y no se permite la circulación de vehículos privados en las carreteras sin autorización previa.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente