Ciudadanos, que nunca caló en Euskadi, en vías de extinción en el País Vasco

·2 min de lectura

Bilbao, 7 oct (EFE).- Ciudadanos, un partido que nunca caló en Euskadi, camina hacia su extinción en el País Vasco al quedarse prácticamente reducido a su coordinador general y parlamentario José Manuel Gil, tras la integración en el PP del exlider del partido Luis Gordillo.

La formación naranja nunca ha dejado en Euskadi de ser un partido "residual", ni siquiera en su mejor momento en 2015 cuando Albert Rivera apostaba por el "sorpaso" al PP con porcentajes de voto cercanos al 15 % en España, que en el caso vasco se quedaban en el 4 % en las generales y se reducía al 2 % en las municipales.

Ese fue su "techo" y se tradujo en sus únicos cargos públicos vascos en solitario, 2 concejales en Getxo y 1 juntero en Álava, que dejaron el partido esa misma legislatura.

Desde 2019, cuando comenzó la caída del partido en toda España, Ciudadanos apenas consigue reunir más de 10.000 votos en Euskadi, el 1 %, ni siquiera en las elecciones generales, las que mejores resultados obtiene, al igual que el resto de partidos de ámbito estatal.

Pese a ello, para las autonómicas de 2020 Pablo Casado impuso al PP vasco la coalición con Ciudadanos, lo que motivó la renuncia del candidato a lehendakari y presidente de los populares vascos, Alfonso Alonso, a unos meses de los comicios. En Galicia, la otra comunidad junto a Euskadi que siempre ha sido un "agujero negro" para Cs, el peso y el tirón de Alberto Núñez Feijó evitó la coalición.

La "generosa" oferta vasca de Casado, que no se vio compensada meses después con la coalición en Cataluña que buscaba Génova, se tradujo en dos escaños para Ciudadanos, un tercio de los que consiguió la coalición.

Ahora el fichaje de Luis Gordillo por el PP deja el grupo de PP+Cs con cinco parlamentarios populares y José Manuel Gil como único representante de Ciudadanos.

Gordillo ha asegurado este jueves que no abandonará su escaño en el grupo de PP+Cs del Parlamento Vasco para que lo ocupe otro candidato de Ciudadanos y que agotará esta legislatura para defender las iniciativas de la coalición "pero ahora desde otro partido".

Gil, al que Inés Arrimadas impulsó como coordinador general en Euskadi en detrimento de Gordillo, sera así el único cargo público del partido en toda Euskadi y puede que también sea el último.

Por Mikel Folgueira

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente