Ciudadanos avisa que si los nacionalistas logran favores se anula el apoyo a la prórroga

Madrid, 19 may (EFE).- El portavoz adjunto de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha advertido al Gobierno que si cede ante los nacionalistas y les otorga alguna concesión, el acuerdo alcanzado para que su partido apoye mañana la quinta prórroga del estado de alarma quedaría invalidado. "O una vía o la otra", ha avisado.

Bal tampoco ha cerrado la puerta a apoyar una sexta prórroga del estado de alarma si fuera necesario, al asegurar que este instrumento se ha revelado como el "más eficaz" contra la pandemia, pero ha urgido al Ejecutivo a consensuar el plan B de desescalada.

"La epidemia nos ha demostrado un aspecto muy dinámico", ha dicho al recordar que en estos dos meses ha habido picos de casi un millar de muertos y hoy, en cambio, se han registrado 83 fallecidos.

Por tanto, ha subrayado, la fórmula del estado de alarma, junto a las medidas económicas y sociales que Cs ha exigido a cambio de sus votos, ha funcionado para hacer frente a la crisis del coronavirus.

En cambio, lo que no vale es "la mesa de la vergüenza", ha dicho en alusión a la mesa de diálogo sobre Cataluña que ERC ha puesto como condición para pasar del no a la abstención.

Unas afirmaciones que ha hecho Bal en una comparecencia de prensa telemática después del acuerdo alcanzado este martes con el Ejecutivo de Pedro Sánchez para apoyar mañana la quinta prórroga del estado de alarma a cambio de que solo fueran quince días y no un mes como prefería el Ejecutivo, y otras condiciones económicas.

Ahora, lo importante para Bal es que el Gobierno presente su proyecto para una salida ordenada y segura del estado de alarma, que sea acordada con todos los grupos parlamentarios. "Nosotros vamos a estar detrás vigilando que cumpla los deberes que le hemos puesto", ha dicho.

Para este portavoz, el acuerdo alcanzado a cambio del apoyo naranja es un pacto "para salvar vidas y evitar que alguien se aproveche de la dramática situación" que vive España, refiriéndose de nuevo a ERC e insistiendo en que Cs ha demostrado que son "más útiles que nunca" y que han conseguido romper "esa dinámica del frentismo" desde "el centro y la moderación".

Sobre la opinión del portavoz económico de Cs, Marcos de Quinto, que considera innecesario respaldar una nueva prórroga, Bal ha advertido de que son los órganos del partido los que han decidido el voto de mañana.

Un voto que es "totalmente compatible" con el ideario de la formación y con la posición que ha defendido durante la vigencia del estado de alarma. "No cabe ninguna incompatibilidad ni incoherencia con lo que Cs ha venido haciendo", ha asegurado.

De este modo, ha descartado que De Quinto pueda romper la disciplina de voto al afirmar que los diez diputados naranjas cumplirán con esa decisión de apoyar la nueva prórroga.

Y en cuanto a las críticas que han venido del exportavoz naranja en el Congreso Juan Carlos Girauta, que anima incluso a los amigos que dice que le quedan allí a actuar "con dignidad", Bal se ha limitado a decir que no opina sobre personas que ya no están en el partido aunque ha afirmado que le tiene "aprecio y gran respeto".

Por otro lado y sobre las afirmaciones que el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, de Cs, ha hecho del Gobierno al acusarle de utilizar criterios políticos para impedir el paso de la región a la fase 1, el dirigente naranja ha explicado que ve "muy razonable" la propuesta madrileña para cambiar de fase.

En cambio, cree que el Ejecutivo no ha motivado los criterios para negárselo y no está siendo transparente.

"Yo expreso mis dudas, son dudas razonables y se fundamentan básicamente en la falta de transparencia. Es el propio Gobierno el que está sembrando la duda y tiene en su mano despejarla", ha dicho.

(c) Agencia EFE