En la ciudad brasileña de Joinville la vacuna anticovid se recibe en el glúteo

La satisfacción de recibir la vacuna anticovid inundó las redes sociales de fotos de personas arremangadas en el momento de pinchazo. Pero en la ciudad brasileña de Joinville los que se animan a retratarse aparecen con los pantalones bajos.

Los adultos de este municipio de Santa Catarina (sur) reciben la vacuna contra el covid-19 en la parte superior del glúteo desde el inicio de la campaña en enero, pero una foto de una vecina recibiendo una dosis volvió viral esa práctica que la autoridad local de salud justifica por tener menos reacciones adversas.

"Para mí el lugar no importa, lo importante es vacunarse. Ya me aplicaron la primera en la zona del glúteo y nunca tuve nada", dijo a AFP Claudemir Da Silva, un pintor de 60 años que la mañana del viernes recibió la segunda dosis anticovid y salió caminando sin molestias.

Jean Rodrigues, secretario de Salud de Joinville, explicó el porqué de esta alternativa: "Por ser una aplicación intramuscular, se eligió el área ventroglútea, que es precisamente donde hay menos reacciones adversas a la aplicación", detalló en un video publicado por el municipio en el que se sugiere en tono de broma sacarse la selfie después, con el certificado.

Pero en nada se relaciona esta administración de la vacuna en la región superior lateral del glúteo o en el brazo con los posibles efectos del propio inmunizante, introducido en ambos casos en el tejido del músculo para lograr una absorción rápida.

En Joinville, de unos 600.000 habitantes, tampoco hay que alzarse la manga para recibir la vacuna contra la gripe, como ocurre normalmente en otros sitios. "El protocolo de salud indica que toda vacuna intramuscular sea aplicada prioritariamente en esa zona" inferior, señaló a AFP Thiago Boeing, portavoz del gobierno municipal.

El área ofrece un mejor espesor del músculo, está libre de nervios y vasos sanguíneos, y cubierta de una capa más delgada de grasa, detalla un documento del ministerio de Salud local.

"Es más confortable, da menos dolor y después los efectos colaterales de enrojecimiento, molestias e hinchazón también son menores", añadió Boeing.

- "No sentí nada" -

Aunque no hay demasiado lugar para el pudor en este país donde se expone mucha piel, en Joinville quienes lo prefieran pueden recibir la inyección en el brazo, a tono con el resto de Brasil y del mundo.

Pero casi no hay quien se oponga al pinchazo bajo, dice el vocero de la ciudad.

Tampoco Marli Schneider Helmert, que "en ningún sentido" se sintió expuesta al recibir esta vacunación alternativa. "No sentí nada (...) A mi madre se la aplicaron en el brazo y no podía ni levantarlo", contó a AFP.

Sea arriba o abajo, 357.679 habitantes de Joinville recibieron primeras dosis y 150.667 ya fueron completamente vacunados, alrededor del 60% y 25% del total, según los registros oficiales.

Desde el inicio de la pandemia, la ciudad acumula 107.664 contagios y 1.735 muertes.

Este viernes el municipio abrió la inscripción para adolescentes de entre 12 y 17 años, una franja de edad muy activa en las redes sociales.

mls/jm/lm

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente