La cita en la sanidad pública de Madrid que provoca (otra vez) la indignación general

·7 min de lectura
Publicación de María con la captura de la cita que le han dado para traumatología. (Photo: Twitter)
Publicación de María con la captura de la cita que le han dado para traumatología. (Photo: Twitter)

Durante la pandemia, muchos hospitales colapsaron hasta el punto de verse obligados a aplazar citas, realizar consultas vía telefónica o atender en función de la gravedad de la enfermedad. Las secuelas de la pandemia por el COVID-19 aún son palpables a día de hoy y muchos hospitales siguen atrasando sus citas o citando en periodos de tiempo de hasta un año.

Este ha sido el caso de María Rodríguez-Manzaneque, residente de la Comunidad de Madrid que decidió compartir su caso en Twitter. María tiene un dolor en la rodilla que se le reproduce por toda la pierna por un problema de higiene postural, de forma que no puede utilizar la articulación con normalidad.

Suele pedir las citas a atención primaria por la aplicación de Salud Madrid y el tiempo de espera suele ser de aproximadamente dos semanas. Esta vez a raíz de caminar mucho un día comenzó a notar que su rodilla se hinchaba y que cada vez iba a más, de forma que decidió ir al médico y le mandaron hacerse una radiografía a principios de octubre. En la radiografía no se veía nada extraño, pero ella seguía sintiendo dolores y molestias en la rodilla.

En vista de que sus molestias perduraban, su médico de cabecera le mandó hacerse una ecografía de la rodilla para la que le dieron cita en febrero del año que viene y le comentaron que se pondrían en contacto con ella para darle cita en traumatología.

Cuando le llamaron para informarle de la fecha de la cita, comprobó que le había citado para dentro de un año, concretamente para el 7 de octubre de 2022. “No pude evitar echarme a reír y noté que a la persona que me estaba atendiendo le pareció también muy gracioso. La cuestión es que me van a ver una ecografía de la rodilla hecha en febrero, para el mes de octubre”, comenta María indignada por la situación.

“Yo necesito que me atiendan mi rodilla porque se me está reproduciendo el dolor en la cadera por un problema de higiene postural”, explica. Sin embargo, esta no ha sido la única experiencia similar que ha vivido con la sanidad pública en la Comunidad de Madrid.

“Mi hija ha sido una de las víctimas de la ansiedad y la depresión generada por el tema del COVID. Ahora mismo no sabemos si tiene una enfermedad inmunológica tipo fibromialgia porque incluso hasta parece que atención primaria tiene la limitación de derivar a servicios especialistas. Ella cada vez que ha tenido un problema de ansiedad ha acabado en urgencias por la falta de agenda en la cita de psiquiatría y psicología. Así que el psicólogo finalmente se lo está pagando ella por lo privado”, relata María.

Pero esto no es todo, esta madrileña ha vivido una experiencia más de este estilo en el último año. Tenía cita para una mamografía y, debido a sus problemas con la rodilla, evita utilizar el transporte público. Fue hasta la clínica donde le derivaron, tardó dos horas con los atascos y cuando llegó el mamógrafo estaba estropeado.

María vive en Vallecas y allí no hay clínicas con mamógrafos disponibles. “Yo entiendo que la gente que vivimos en barrios más pobres, estamos sufriendo una discriminación. De hecho, los centros de salud están en todas partes para facilitar la proximidad y en mi caso, como mujer, tengo esa gran dificultad”, explica.

“La cita que yo tengo para hacerme esa mamografía fallida es, una vez más, en un hospital en El Viso (Chamartín). Si buscamos centros donde puedan hacer mamografías próximos a nuestros distritos el más cercano es Pacífico (Retiro), que ya ha desaparecido del programa de prevención, y el otro es en Getafe y las citas son para dentro de mucho”, relata María aún sorprendida por la gestión.

A día de hoy María se encuentra teletrabajando y eso facilita mucho las cosas, pero si tuviera que acudir diariamente a un lugar de trabajo, se hubiera visto obligada a pedir la baja médica. “Lo que se está ahorrando ahora mismo la Comunidad de Madrid en contratación de sanitarios lo está perdiendo, supongo, la Seguridad Social en bajas médicas y sobre todo en nosotros, que pagamos exactamente lo mismo”, recalca.

“El Gobierno de la Comunidad de Madrid es el principal responsable de esto que me está ocurriendo. Debería haber un modelo estatal que midiera todo esto y que analizara qué es lo que realmente está ocurriendo”, denuncia María. “¿Para qué queremos que estén en Madrid los mejores especialistas de neurología si, al fin y al cabo, si lo vamos a necesitar vamos a tener límites hasta en la atención primaria, que seguro que tienen instrucciones para no derivarnos?”.

“No se puede permitir que jueguen con nuestra salud, yo no tengo la sensación de estar pagando menos impuestos que el año pasado, es más, nunca me he creído lo de las bajadas de impuestos y no me lo voy a creer jamás y menos viendo de donde viene y viendo a dónde nos derivan, es decir, al negocio”, concluye María. “Y lo peor es que esto está muy generalizado e incluso interiorizado, y lo peor es que en muchos casos, se trata de nuestras vidas”, añade.

Como ella, muchos españoles están viviendo situaciones similares y no solo en la Comunidad de Madrid, sino también en el resto del país. La viralización del tuit de María a dado pie a que otros muchos usuarios expliquen su situación y la denuncien públicamente. Exigen una solución y una atención sanitaria de calidad.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

También te puede interesar...

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente