Aumento de pecho: con esta técnica ya no tendrás que preocuparte por la cicatriz

·6 min de lectura
Las cirugías de remodelación de pecho son de las más demandadas en todo el mundo. Toda cirugía estética conlleva algún tipo de cicatriz, pero saber qué tipo de cicatriz tenemos (dependerá de la zona por dónde se ha colocado el implante mamario) y cómo cuidarla es fundamental. Esta es la técnica que más la disimula . (Foto: Getty)
Las cirugías de remodelación de pecho son de las más demandadas en todo el mundo. Toda cirugía estética conlleva algún tipo de cicatriz, pero saber qué tipo de cicatriz tenemos (dependerá de la zona por dónde se ha colocado el implante mamario) y cómo cuidarla es fundamental. Esta es la técnica que más la disimula . (Foto: Getty)

La cirugía de implantes mamarios mínimamente invasiva es la responsable de que la cicatriz resultante del aumento de pecho pueda reducirse en a la mitad: de cuatro a dos centímetros. Una cantidad, que, si hablamos de esta zona del cuerpo tan importante para la mujer, supone un gran avance en cuanto a las expectativas de las pacientes.

"Hoy en día", explica uno de los pocos cirujanos que practican esta técnica en España, el doctor Jesús Centeno, "el pecho femenino está muy expuesto, por la difusión de la imagen a través de las redes sociales y porque a la mujer le gusta vestir tallas mini en ropa de baño y lencería". Por este motivo, añade el cirujano plástico de Sensabell, "la cicatriz resultante de un aumento de mamas, es una de las cuestiones, junto con la anestesia, que más preocupan a quienes van a pasar por el quirófano".

"Un dato curioso de las pacientes que acuden a nuestra consulta para someterse a una cirugía de aumento de pecho, es que a pesar de lo diferentes que son entre si y que cada una presenta un motivo por el que someterse a la intervención, todas tienen algo en común y es su preocupación por la cicatriz de aumento de senos", corroboran desde la clínica de la doctora María José Castro.

Ahora, una nueva técnica hace posible que la cicatriz de la intervención resulte imperceptible y lo consigue mediante la realización de incisiones mínimas para colocar la prótesis en el surco submamario, esto es, debajo del pecho.

Las otros tipos de cicatrices tras un aumento de pecho son la axilar y la areolar. En este caso estamos hablando de la cicatriz queda en el surco de la mama, que es la vía de abordaje que menor alteración produce en el tejido mamario y menos índices de contaminación asocia, por tanto la preferida por muchos especialistas.

Para ello, al insertar las prótesis se utiliza un instrumental especial. “Una valva - que es una herramienta quirúrgica para separar los tejidos- iluminada y específica para este tipo de procedimientos que apenas tiene dos centímetros de ancho, lo que permite entrar por una incisión tan ajustada como esta", explica Centeno.

De igual manera, la inserción del implante se realiza con la utilización de un insertor o funnel que se asemeja a una manga pastelera y que facilita la entrada del implante a través de un orificio tan pequeño, porque, de lo contrario no sería posible”.

Para este profesional de la estética, este abordaje mini invasivo no sólo aporta una mejora en cuanto a la reducción en un 50 por ciento del tamaño de la cicatriz, con las mínimas distorsión del tejido mamario y alteración de la anatomía de la mama, sino que facilita una rápida recuperación.

Si bien, el tiempo de estancia en quirófano aumenta en un 20 por ciento, debido a la precisión que requiere el procedimiento y al “cuidado en la coagulación, en la disección de los tejidos y en la preservación de las estructuras anatómicas de la mama”, el postoperatorio se ve reducido a un día o dos.

"Eso sí", puntualiza el cirujano, "con excepción de la práctica deportiva, de la que habrá que abstenerse durante un par de semanas".

Por último, y fundamental, no todas las prótesis son aptas para esta cirugía mini invasiva. Las empleadas hasta el momento son 'Ergonomix 1' y 'Ergonomix 2', de la firma Motiva, “suaves, deformables y con un gel cuyas características permiten introducir el implante por agujeros mínimos y una vez dentro se expande en el bolsillo submamario”.

De todas formas hay que recodar que existen una serie de factores que influyen en el proceso de recuperación y en el resultado final. Como todos sabemos, algunas pieles presentan un mejor proceso de cicatrización que otras. Además, hay otros factores no controlables que pueden influir negativamente en este proceso como la edad, no cicatriza igual una mujer de 25 años que una de 45 ya que capacidad regeneradora del organismo disminuye con la edad, o algunas enfermedades como insuficiencia arterial, diabetes mellitus, hiper e hipotiroidismo..

La toma de corticoides de forma crónica adelgaza la piel y facilita la dehiscencia cicatricial, y los fototipos altos (pieles oscuras) tienen más cicatrices pigmentadas y queloides.

En cualquier caso, lo esencial para lograr que una cicatriz de una cirugía estética parezca invisible es cuidarla y esto se hace siguiendo las recomendaciones indicadas por el médico especialista, entre las que están:

  • No tomar sol, evitar la exposición solar en la zona de la cicatriz durante el periodo de cicatrización ya que podría oscurecerse y notarse más que antes.

  • Llevar una vida sana. Sobre todo en cuanto al consumo de tabaco y alcohol. Ambas sustancias pueden retrasar el proceso de cicatrización e incluso pueden empeorarlo.

  • Aplicar cremas hidratantes en la zona para mantener la piel con la máxima elasticidad posible y fomentar la formación de colágeno y elastina. Existen cremas específicas para acelerar el proceso de curación de las cicatrices que ayudan a que éstas se aplanen y se disimulen.

  • Beber la cantidad necesaria de agua al día para mantener el cuerpo hidratado y, por lo tanto, también la piel. Aunque no lo parezca la hidratación de la piel depende en gran medida de cómo de hidratado esté el cuerpo en general.

  • Comer de forma saludable ya que la alimentación influye en la nutrición de la piel y, por tanto, ayudará a que se regenere más rápido.

Y si estás pensando en someterte a una cirugía de aumento de pecho sigue atentamente las siguientes recomendaciones:

- Asegúrate siempre de que la operación tenga lugar en un quirófano de un centro hospitalario o una clínica con todos los recursos necesarios para afrontar una emergencia. Además, debe realizarse en un quirófano que posea todas las medidas higiénicas y de seguridad exigidas.

- Es imprescindible seleccionar un cirujano plástico con título oficial de especialista y con experiencia manifiesta en la especialidad. La página web de la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética puede ayudarte a encontrarlo. Y recuerda, que todo el equipo médico que trabaja con el cirujano plástico debe tener su titulación oficial correspondiente.

- En este sentido, cualquier intervención de cirugía mayor ambulatoria o cirugía con anestesia general debe contar con la presencia, en el quirófano, de un médico anestesista cualificado y titulado.

- Desde la primera visita, el paciente debe ser explorado, valorado e informado por el cirujano plástico que va a realizar la intervención y nunca por un agente comercial. Desconfía de las visitas informativas gratuitas y de las ofertas estrictamente comerciales.

- Antes de cualquier intervención es necesario contar con pruebas preoperatorias tales como estudios electrocardiográficos, analíticos y radiológicos. Así se comprueba que no existe ninguna contraindicación médica para realizar la operación y que se accede al quirófano con la máxima información requerida.

- También previamente a la operación siempre se debe firmar un documento de autorización (el consentimiento informado), en el que la paciente manifiesta que es consciente de la intervención a la que va a ser sometida así como la asimilación de los riesgos. Asimismo, el documento debe recoger los objetivos que se pretenden conseguir con la misma.

- Del mismo modo, se deben valorar junto con el profesional médico las diferentes opciones de prótesis existentes en el mercado y desconfiar de aquellas con precios comparativamente "muy baratos".

- Además, hay que tener en cuenta que "no existen prótesis mamarias con una durabilidad de por vida" y que el cirujano debe entregarte una tarjeta de identificación de las prótesis una vez implantadas.

- Tras la operación es necesario el seguimiento y la revisión del paciente durante el proceso postoperatorio. Dicha evolución debe realizarla personal cualificado bajo la supervisión del cirujano plástico responsable o por él mismo. Y con el alta médica, el paciente deberá disponer de un informe en el que se detalle la operación practicada y los consejos a seguir en el futuro.

Más historias que te pueden interesar:

VIDEO: Un cirujano estético muestra el estado lamentable de algunos implantes de pecho defectuosos

Lifting de piernas, ¿de verdad es la solución a la flacidez? Los expertos responden

Demanda al fabricante de sus prótesis mamarias tras desarrollar una forma rara de cáncer

¿Liposucción a partir de los 50? Esto es lo que deberías saber

Ginecomastia: por qué a los hombres les crece el pecho y cuándo operarse

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente