El cineasta Patricio Guzmán dice que Chile vive una historia de suspense

·5 min de lectura

Santiago de Chile, 13 nov (EFE).- El cineasta chileno Patricio Guzmán dice que la situación de su país es la de "una historia de suspense", con un proceso constituyente en marcha, el estallido social de 2019 aún haciendo ruido y a las puertas de unas elecciones presidenciales para las que algunos sondeos dan la victoria a la ultraderecha.

"Es bueno que las elecciones lleguen pronto y veamos qué ocurre. En el fondo, es una historia de suspenso lo que viene en este momento", asegura en una entrevista con Efe desde su domicilio habitual en París.

El aclamado director cuenta que en su última y reciente visita a Chile palpó en las calles "un ambiente de tensión y preocupación por lo que va a pasar" en el país en el futuro inmediato, pero él es "optimista" y cree que "las cosas se van a resolver".

Cronista de la realidad chilena en documentales como "La batalla de Chile" (1975), "Nostalgia de la luz" (2010) o el "El botón de Nácar" (2015), Guzmán no da mucho crédito a las encuestas que sitúan al candidato ultraconservador José Antonio Kast como nuevo presidente del país y considera que lo que existe es un "envenenamiento de la opinión pública".

La carta de Kast es una de las siete que se presentan a las elecciones este próximo 21 de noviembre, jornada que se espera que sea solo la primera vuelta de unos comicios de los que saldrá el sucesor o sucesora del actual mandatario, el conservador Sebastián Piñera.

El otro gran favorito según las encuestas es el izquierdista Gabriel Boric y completan el abanico de candidatos el aspirante de la derecha oficialista Sebastián Sichel, la democratacristiana Yasna Provoste, el izquierdista extremo Eduardo Artés, el progresista Marco Enríquez-Ominami y el economista de derechas Franco Parisi.

A sus 80 años, Guzmán se encuentra ultimando su próximo documental, que versará sobre el proceso constitucional y la ola de protestas, al tiempo que promociona su última obra, "La cordillera de los sueños" (2019), premiada en Cannes y que puede optar al Goya a la mejor película iberoamericana en la próxima edición los premios de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, donde se estrena el próximo 17 de diciembre.

Pregunta (P): ¿Cómo encontró Chile en su última visita?

Respuesta (R): Hay un ambiente de tensión, hay una especie de preocupación por lo que va a pasar, por qué va a ocurrir en las elecciones. Hay muchas mentiras en los medios y muchos canales y radios proclaman que el candidato de la derecha va a tener muchos votos, pero nadie asegura que esas informaciones sean reales.

P: ¿Considera que las encuestas que sitúan al ultraderechista Kast como favorito no están reflejando el pensamiento real de la gente?

R: Siempre en los periodos de elecciones hay un envenenamiento de la opinión pública y cada canal trata de favorecer sus posiciones, pero en este caso la mayoría pertenecen a la derecha y la derecha envenena el ambiente, miente, y crea una sensación falsa. Las fuerzas progresistas tiene medios, pero se conectan por Internet, no hay una cadena de medios de difusión importante en manos de la oposición. No se sabe lo que va a pasar, pero no creo que pase nada grave.

SU PREFERIDO PARA LAS ELECCIONES

P: De los siete candidatos presidenciales, ¿cuál es su preferido?

R: Boric me parece un tipo interesante que hay que darle confianza y, aunque no tiene experiencia, si gana va a reaccionar y hay mucha gente que lo apoya. Los candidatos de la derecha son muy poco atractivos porque mienten y no defienden una idea sino que más bien enturbian la situación, no informan, distorsionan lo que ya se sabe.

La campaña de la derecha no es una campaña, es una explosión de malas apreciaciones. No es una posición política, es un caos y han elegido esa fórmula para atacar a las fuerzas progresistas.

P: ¿Qué tarea le encomienda a quien resulte elegido como nuevo presidente del país?

R: Hay problemas de todo tipo en Chile. Problemas de salud, de hospitales, de pensiones, de salarios... un conjunto de problemas que se han ido acumulando en los últimos años y es una tarea gigantesca porque hay que restablecer la normalidad en un país que se ha vuelto completamente anormal. Va a ser una labor muy difícil para un Gobierno poner en marcha reformas y medidas urgentes para ayudar a la población porque hay una cantidad de gente enorme sin servicio médico, que no puede pagar las cuentas, que tiene problemas múltiples para vivir tranquilamente.

EL ESTALLIDO SOCIAL, PROTAGONISTA DE SU PRÓXIMO TRABAJO

P: El documental que está preparando retrata la respuesta que dio la población chilena a esta situación del país a raíz de las protestas de 2019.

R: Sí, es una película que muestra, punto por punto, todo lo que ocurrió desde el primer momento en que la gente salió a la calle y se manifestó. Fue una explosión social insólita, sin líderes, sin discursos especiales, sin manifestaciones organizadas, sino que la gente salió a la calle en masa en una especie de torrente popular que no era violento, que no quería destruir. Hubo zonas de destrucción pero en general el conjunto era una explosión social más bien disciplinada.

P: ¿Qué ha visto de todo aquello ahora en Santiago?

R: Ahora es una ruina (el centro de la ciudad), pero una ruina festiva porque cada fin de semana se vuelve a llenar de gente que grita, que se entusiasta, es un lugar de peregrinación cada fin de semana.

Rubén Figueroa

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente