Cinco señales de que trabajas en un sitio tóxico y no te habías dado cuenta

·4 min de lectura
Si estas cosas ocurren en tu trabajo, será mejor que salgas corriendo. Estás en un ambiente tóxico que te hará sufrir. Foto: Getty Image.
Si estas cosas ocurren en tu trabajo, será mejor que salgas corriendo. Estás en un ambiente tóxico que te hará sufrir. Foto: Getty Image.

A medida que los empleadores están impulsando el regreso a las oficinas, muchos se cuestionan si vale la pena hacerlo, en particular si antes de la pandemia de Covid 19 sufrían de un ambiente laboral tóxico.

Aunque la intimidación y el acoso son algunos de los signos más obvios de un empleo así, no son las únicas señales. Todas las prácticas y dinámicas injustas generan cuando menos comportamientos improductivos y dañinos hasta para la salud de las personas.

Pero hay otras señales sutiles de un centro laboral tóxico, y es importante saber detectarlas.

1. Los empleados pocas veces toman la palabra

Una de las señales más reveladoras de que una oficina es tóxica es cuánto o qué poco habla la gente en reuniones y en entornos grupales, señaló Robert Sutton, profesor de ciencias administrativas en la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Stanford y autor de "The Asshole Survival Guide" y "Good Boss, Bad Boss".

"Cuando las personas con menos poder intentan hablar, los callan", dijo a Insider. "Hay una especie de silencio frío mientras los líderes hablan. Eso, para mí, es una señal de miedo".

Y si los gerentes hablan todo el tiempo, y todos los demás se sientan de brazos cruzados, es una indicación de que no se escuchan las ideas de todos y de que existen grandes diferencias en la forma en que se trata a las personas en diferentes niveles, dijo.

2. Tus colegas carecen de energía

La gente agotada es un signo de un lugar de trabajo tóxico, dijo Sutton, y agregó que si tus compañeros de trabajo están letárgicos eso podría indicar además empleados con exceso de trabajo o que han comenzado a pensar que dar sus opiniones no merece las críticas que probablemente recibirán.

3. El chisme está a la orden del día

Employees gossiping about young female colleague. Business man and woman whispering, African American employee sitting in background. Office rumors concept
Foto: Getty Images

En un centro laboral tóxico, la comunicación no fluye, lo que conduce a malentendidos y chismes.

"Es común que los empleados se quejen; pueden encontrar algo de qué quejarse casi en cualquier momento. Luego, aparecen el sarcasmo y el cinismo, lo que demuestra una creciente falta de confianza en la administración y el liderazgo y se convierte en un descontento hirviente de bajo nivel", comentó a Insider Paul White, orador, entrenador, psicólogo y coautor de "Rising Above a Toxic Workplace".

En ese tipo de empleos, los gerentes no muestran aprecio por la actitud de los empleados, y esa actitud negativa se extiende por toda la empresa.

4. Los empleados duran poco en sus puestos

Si te enteras de que una empresa tiene una alta tasa de rotación de empleados -o sea que la gente se va a los pocos meses- puedes estar convencido de que algo anda mal en la dinámica laboral. Un ambiente de trabajo saludable tiene una alta retención de personal, lo que significa que las personas no renuncian todos los meses. Y si renuncian, no es por agotamiento, indicó Sutton.

5. Sigues de mal humor incluso cuando no estás en el trabajo

Todo el mundo refleja el estrés laboral fuera de las cuatro paredes de su empleo, pero si tienes problemas para dormir, o te enfrascas en discusiones absurdas con tu pareja o amigos, la causa podría ser que trabajas en un mal ambiente, según White.

"Emocionalmente, nos desanimamos más, lo que puede conducir a la depresión. Algunos son más irritables, 'susceptibles' y demuestran problemas para controlar su ira. Otros experimentan ansiedad y una sensación general de pavor cuando piensan en el trabajo. Estos síntomas luego pueden conducir a un mayor uso de alcohol, medicamentos recetados y sustancias ilegales ", escribió el psicólogo.

En otras palabras, si tu trabajo te enferma…debes salir de él.

Si no puedes renunciar a tu empleo tóxico, puedes intentar otros paliativos, como por ejemplo, buscar hablar y defender tus propios intereses, intentar hacer amigos y limitar las interacciones con personas tóxicas.

Pero en realidad, el consejo más eficaz suele ser este: cambia de empleo lo más pronto posible. Desarticular una cultura laboral tóxica toma tiempo y medidas drásticas, algo que los simples empleados no tienen poder de hacer.

VIDEO | 

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente