Dos de cada tres pymes tiene malas perspectivas para su negocio este año

Madrid, 26 mar (EFE).- Dos de cada tres pymes cree que su negocio irá mal (44,59 %) o muy mal (22,65 %) este año, un ejercicio marcado por la crisis de la epidemia de coronavirus que afectará negativamente a prácticamente todas las pequeñas empresas.

La patronal del sector, Cepyme, ha publicado este jueves su Barómetro pymes, un estudio sobre las preocupaciones y expectativas de las pequeñas empresas elaborado con 2.722 encuestas realizadas entre el 19 y el 25 de marzo.

En este barómetro tiene especial protagonismo la epidemia de coronavirus, que el 50,73 % de las pymes cree que le afectará muy negativamente y el 45,58 %, negativamente. Apenas un 1,1 % de los encuestados espera beneficiarse de esta situación.

En un entorno pesimista -el 88,4 % de las pymes considera que la economía empeorará este año-, las expectativas de los pequeños negocios se ven lastradas: solo un 10,87 % de los interpelados tienen buenas perspectivas para este año y un 1,61 %, muy buenas.

El coronavirus se sitúa como una de las principales preocupaciones para la mayoría de las pymes, que afrontan la situación principalmente con teletrabajo, reducción de actividad y expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).

Otra de las vías para afrontar la situación es el cese de actividad, al que apunta un 15 % de los encuestados, si bien el presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva, ha matizado en un encuentro telemático con medios que es la "sensación" de los empresarios y ha insistido en que el objetivo es trabajar para que el número de cierres sea "lo mínimo posible".

Así, aunque más de la mitad de los pequeños negocios prevé mantener la plantilla en el primer semestre del año, un 37,07 % de las empresas admite que la reducirá y solo un 5,91 % espera aumentarla.

Para paliar esta situación -que exigirá financiación a casi un 70 % de los encuestados-, las pequeñas empresas creen que el Gobierno debería poner en marcha beneficios fiscales, deducciones al a Seguridad Social y ayudas directas.

Cuerva ha insistido en que las pequeñas empresas están afrontando dificultades con el estado de alarma ante la falta de "estructura", por lo que "necesitan parar, medir, reunirse con sus asesores fiscales y gestores para determinar las necesidades básicas" de la compañía.

Así, las pymes "están teniendo problemas en la presentación de los ERTE" por cuestiones burocráticas, por lo que reclama que se aprueben "de forma más automática", al tiempo que ha negado que se estén produciendo abusos.

De la misma manera, ha pedido un procedimiento más ágil para el acceso a créditos avalados por la administración, así como aplazamientos fiscales y otras medidas.

Al margen de la crisis de coronavirus, el barómetro analiza la posición de las pymes sobre los últimos cambios normativos, entre los que figura la subida del salario mínimo, que rechaza más de la mitad de los participantes en el estudio.

Para impulsar la economía, las pymes abogan por reducir cotizaciones sociales y bajar impuestos, al tiempo que apuntan a la necesidad de subvenciones para aumentar su inversión en investigación.

(c) Agencia EFE